El Parlamento vasco se ha posicionado este jueves en contra de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018, con la oposición del PP y del PNV, partido cuyos votos son necesarios en el Congreso para que el Gobierno de Mariano Rajoy pueda sacar adelante las cuentas de este año.

Este debate ha llegado a la Cámara de la mano de Elkarrekin Podemos a través de una moción. Finalmente se ha aprobado la enmienda que el grupo proponente ha transaccionado con EH Bildu gracias al apoyo de los socialistas, socios del PNV en el Ejecutivo autonómico.

Con este texto, el Parlamento considera que la Cámara Baja “en ningún caso debería aprobar” unos presupuestos para 2018 que “no garantizan que las pensiones se actualicen adecuadamente conforme al IPC, ni que las pensiones mínimas se sitúen por encima del umbral de la pobreza”.

La enmienda aprobada asegura que las cuentas de 2017 sacadas adelante con el apoyo del PNV “han perjudicado gravemente” a la ciudadanía vasca y en particular a los pensionistas porque “la subida del 0,25% no garantiza una actualización adecuada de las pensiones”. La Cámara de Vitoria, además, ha denunciado que el modelo presupuestario estatal está sustentado en “políticas de austeridad extrema y refuerza las desigualdades sociales y la brecha social”.

PP y PNV se han opuesto a estos puntos pero los jeltzales sí han apoyado el último apartado de la enmienda, en el que se ratifica el acuerdo parlamentario del pasado 1 de marzo por el que el Parlamento vasco reclamó unas pensiones dignas vinculadas al IPC, con el único rechazo de los populares.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.