En cuanto se forme gobierno en Catalunya se levantará el 155. Así lo cree el PNV. La intervención de la autonomía no superará la constitución de un nuevo ejecutivo. No obstante los nacionalistas vascos desvinculan esa decisión de cualquier acuerdo presupuestario en Madrid. “Que caiga el 155 no quiere decir que cambie la actitud de PP, PSOE y Ciudadanos”, advirtió el portavoz jeltzale en el Senado, Jokin Bildarratz, en una entrevista radiofónica.

El partido vasco ve vitales los próximos acontecimientos en Catalunya a la hora de decidir el signo de la futura negociación de las cuentas de Mariano Rajoy. Bildarratz explicó ayer que, para que estas fructifiquen, la ciudadanía vasca “nos tiene que entender”. En el actual contexto, con el 155 en vigor y las posiciones de los partidos estatales en torno al conflicto catalán, muy criticadas a nivel social en Euskadi, eso parece más que complicado. “El pacto sería incomprensible”, resaltó.

El jeltzale desgranó que sobre el tablero político se ciernen incógnitas como el futuro de Puigdemont y los consejeros que se encuentran en Bruselas, si estos van a poder tomar posesión de sus escaños o “cómo se van a votar y si una vez que se constituya el Parlament van a ocupar su lugar en el momento de conformar gobierno”. La solución que se de a estas cuestiones sería el primer estadio para que el PNV pueda sentarse a la mesa con el PP. “Mientras no cambie la actitud con respecto a la situación catalana, nosotros no tenemos nada que decir o hacer”, indicó.

Por otro lado, Bildarratz acusó a PP, PSOE y Cs de “cerrar los ojos y ponerse una venda” así como de “no querer entender” el “problema político” que existe en Catalunya. “Si más de dos millones de personas intentaron votar en un referéndum el 1-O es porque hay una voluntad de ir en esa dirección; mientras no acepten la realidad, poco podrán hacer para solucionarlo”, destacó. “Hay gente en la cárcel por defender un programa que fue refrendado el 21 de diciembre”, recordó.

El senador jeltzale repitió los mensajes de diálogo que el partido vasco está lanzando a constitucionalistas e independentistas desde los comicios catalanes y emplazó a los “dos bloques” a que se “interrelacionen y se pongan de acuerdo en una solución” que, insisten, debe pasar en última instancia por que los catalanes “se expresen”. Por otro lado, Bildarratz mostró su temor a que en el PP aumente una corriente recentralizadora por “efecto contagio” tras el crecimiento de Cs y el batacazo en Catalunya.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.