Agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d’Esquadra han detenido este fin de semana en Palafrugell (Girona) a Francisco de Paula Martorell, un hombre que se encontraba huido de la justicia desde 2014, tras ser condenado por la Audiencia de Barcelona a 15 años de prisión por agresiones sexuales continuadas a su hija. Martorell era el fugitivo español más buscado por las autoridades europeas desde hace años junto con Tania Valero Otero, la narco gallega que también fue arrestada por los Mossos hace menos de un mes en Sitges.

El arrestado, que en el momento de su condena estaba adscrito en el servicio médico de los Mossos d’Esquadra, tenía una orden de detención e ingreso en prisión desde enero de 2014. La Audiencia de Barcelona lo condenó a 15 años de cárcel por violar a su propia su hija menor durante ocho años, aprovechando los periodos en que debía ocuparse de ella y su hermana según el régimen de visitas.

Abusó de su hija entre los 7 y 15 años de edad

Según el relato de los hechos, “los episodios de contenido sexual se iniciaron a partir de septiembre de 2001”, coincidiendo con el año de la separación del matrimonio, generalmente en periodos de fines de semana o periodos vacacionales, y prosiguieron hasta 2009, cuando la víctima decidió denunciar.

El tribunal consideró probado que Francisco de Paula Martorell abusó de su hija entre los 7 y 15 años de edad. El acusado, según la sentencia, usó “la mentira, el engaño y, cuando fue más mayor, “la fuerza precisa para reducir en cada ocasión a la menor”.

La Audiencia dio plena credibilidad al relato de la víctima y aseguró que había alcanzado “el pleno convencimiento de que los hechos se desarrollaron y tuvieron lugar en la forma descrita”. “El testimonio incriminatorio nos merece todo el crédito que invariablemente ha de seguirse de un relato que ha sido capaz de transmitir tanto sufrimiento como liberación, por la certeza que desde su denuncia no va a ser posible ya el mantenimiento del infierno relatado”, concluyen.

Días antes de que se dictase la sentencia condenatoria, el hombre desapareció, por lo que se constituyó un equipo conjunto entre ambos cuerpos, que abrió varias líneas de investigación, entre las que estaba la posibilidad de que el fugitivo estuviera residiendo en un país extranjero, en Centroamérica o Sudamérica.

Zoido pidió colaboración ciudadana para atraparle

En el año 2016 se obtuvieron informaciones que le situaban en Catalunya, por lo que se abrió una nueva línea de investigación y su imagen se publicó durante unos meses en el portal EU Most Wanted. La Guardia Civil y el propio ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, solicitaron la ayuda ciudadana para dar con él a través de las redes sociales.

Durante estos años, los agentes de ambos cuerpos policiales han trabajado conjuntamente para poder detener al fugitivo. Finalmente, este fin de semana ha sido localizado y detenido en Palafrugell.

El ahora arrestado se encontraba viviendo en el domicilio de un familiar, salía de la casa muy pocas veces y siempre tomando medidas de seguridad, tapándose la cara con gafas, barba, bufanda y gorra.

El delincuente ya ha pasado disposición judicial.

Vivía en el domicilio de un familiar y salía muy pocas veces, siempre con gafas, barba, bufanda y gorra

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.