La Mesa del Parlament ha aprobado este martes seguir tramitando la reforma de la ley de Presidència que impulsa JxCat para que la Cámara pueda hacer investiduras a distancia, sin que el candidato deba estar en el hemiciclo.

Fuentes parlamentarias consultadas han explicado que la decisión se ha tomado con los votos de JxCat y ERC, que tienen mayoría en el órgano rector de la Cámara.

A petición de varios grupos de la oposición, la Mesa también ha decidido enviar la reforma de la ley –y las enmiendas que JxCat presentó después– al Consell de Garanties Estatutàries para que dictamine si respeta el Estatut y la Constitución.

Deja un comentario