El veto del juez del Tribunal Supremo que ha instruido la causa del procés, Pablo Llarena, a la candidatura a la presidencia de Jordi Sànchez ha provocada una airada reacción de las fuerzas independentistas. Airada y unitaria, y es que Junts per Catalunya, ERC y la CUP han anunciado que presentarán una querella por prevaricación ante el magistrado del Supremo.

Una vía que activará este viernes el presidente del Parlament, Roger Torrent, que lo llevará a la reunión extraordinaria del órgano rector de la Cámara catalana después de aplazar la sesión de investidura del expresidente de la ANC que se tenía que celebrar este mismo viernes.

JxCat ya planteó una querella tras el primer veto a Sànchez

La querella, que según el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, ya han acordado los partidos independentistas, acusará al juez Llarena de “vulneración de derechos” después de que el magistrado haya desoído las medidas cautelares de la ONU sobre Jordi Sànchez y que le instaba a respetar sus derechos políticos. De hecho, JxCat ya planteó esta medida después del primer intento de investidura de Jordi Sànchez y hoy consideran que esta “más vigente que nunca”.

Por su parte, el portavoz de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha mostrado su apoyo a la querella pero también a otras denuncias en el ámbito internacional “para advertir de que hay un Estado –ha dicho– que vulnera los derechos humanos y que nos coloca en una situación gravísima”. Esta situación, ha precisado, “comporta que hoy en día los ciudadanos no tengan garantizados derechos fundamentales como los de reunión y manifestación, o la libertad de expresión” algo, ha añadido, que se traduce en “una persecución contra los independentistas, pero que otro día afectará a otros colectivos que el Estado considere disidentes”.

Las formaciones independentistas concluyen que el juez del Supremo puede estar incurriendo en un delito de prevaricación, con lo que así lo trasladará a la Mesa y el órgano votará si avala la vía propuesta por el presidente de la Cámara. Tanto JxCat como ERC avalan la propuesta, por lo que saldrá adelante, dado que tiene mayoría en el órgano rector de la Cámara catalana: con cuatro de sus siete representantes.

¿Al margen de los letrados del Parlament?

Habitualmente, los letrados del Parlament son los encargados de llevar las cuestiones legales de la Cámara, como por ejemplo los recursos ante el Tribunal Constitucional, pero fuentes jurídicas consultadas por Europa Press han explicado que no necesariamente llevarán ellos esta querella.

Las mismas fuentes argumentan que las querellas no son su “especialidad” y han recordado que existen precedentes en los que no han sido responsables de las acciones legales del Parlament catalán, como las relativas a las manifestaciones que rodearon la Cámara en junio de 2011.

Deja un comentario