[ad_1]

El pleno del Parlament ha rechazado finalmente la designación de Miquel Iceta como senador autonómico. Con 25 votos a favor, de socialistas y ‘comuns’, 65 en contra del bloque independentista y las 39 abstenciones de Ciudadanos y PP, el primer secretario del PSC se ha quedado a las puertas de convertirse en senador y, por tanto, no podrá ser elegido presidente de la Cámara Alta, tal y como planeaba para él el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En un pleno monográfico sobre la designación de su líder, el PSC se ha quejado enérgicamente por el veto de los independentistas, que la portavoz Eva Granados no ha dudado en considerar una «vulneración de derechos». «Hoy con esta votación decidimos entre abrir puertas o cerrarlas, por las soluciones o por el bloqueo. Hoy decidimos también cosas muy importantes para las relaciones entre Catalunya y España», ha asegurado Granados.

Los socialistas, que desde el miércoles apuestan por una votación nominal que impediría el rechazo del candidato, han considerado además que la votación que se ha acabado produciendo en el Parlament es una vulneración de la ley y del reglamento. «Garantizar la representación de los grupos y la proporcionalidad se obligación de este Parlament. Les mayorías no pueden pisar los derechos de las minorías. El bloqueo que se produjera en unos minutos vulnerarán los derechos fundamentales y de participación política», ha asegurado.

En la el lado contrario se ha situado el líder de ERC, Sergi Sabrià, que en tono airado ha reprochado a los socialistas haber tratado de «imponer» el nombre de Iceta sin el consenso que en otras ocasiones ha guiado el nombramiento de senadores. «Querían aparentar que el día a día de este parlamento hay normalidad. No nos hablen de cortesía. ¿Donde estaba la cortesía con aquellos que están en la cárcel, donde la empatía de mirar a los ojos a los presos y a sus familias?», ha lanzado el jefe de filas republicano, quien además ha acusado al PSC de amenazarles con no apoyar a un candidato a senador que estuviera imputado por el 1 de octubre.

Como ya hiciera este miércoles, Sabrià ha asegurado también que la oferta que ERC seguirá poniendo sobre la mesa es un el «diálogo con todos para buscar soluciones al conflicto político que vive Catalunya, pero no desde el chantaje ni las imposiciones». «El mismo diálogo que no mantuvieron cuando les temblaron las piernas por una manifestación de fachas en Colón», ha remachado el republicano.

En el mismo sentido se ha manifestado Albert Batet, portavoz de JxCat. «Nadie pone en duda que el PSC tiene derecho a un senador, pero tampoco nadie puede ponerlo que corresponde al Parlament votarlo», ha comenzado Batet. «Usted está demasiado acostumbrado a que Madrid manda y Catalunya obedece, y si no ya me lo arreglará el Constitucional», ha reprochado el portavoz, que ha acabado asegurando que la actitud de Iceta durante los últimos días ha dio de «intrusismo parlamentario del 155».



[ad_2]

Source link