El Parlament de Catalunya ha aprobado este miércoles recurrir ante el Tribunal Constitucional la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que supuso el cese de todo el Govern, la disolución de la cámara y la convocatoria de elecciones del pasado 21 de diciembre.

La diputación permanente del Parlament, el órgano de gobierno de la Cámara entre dos legislaturas, ha aprobado la interposición del recurso con 11 votos a favor (JxSí y Catalunya Sí Que es Pot), 7 en contra (Ciutadans, PSC y PP) y la abstención de la diputada de la CUP Gabriela Serra. El del Parlament será el segundo recurso contra el 155 que el Constitucional se encontrará sobre su mesa, después del que interpuso el grupo parlamentario de Unidos Podemos el pasado 4 diciembre.

En una sesión que ha durado casi una hora, los partidos han vuelto a mostrar sus posturas opuestas sobre el 155: mientras que los independentistas y los ‘comuns’ han cargado contra el Gobierno de Mariano Rajoy por terminar con la autonomía de Catalunya, Ciutadans, PSC y PSC han defendido su aplicación para frenar la vía unilateral que impusieron los independentistas la pasada legislatura.

El presidente del grupo parlamentario de JxSí, Lluís Corominas, en su última intervención como diputado (no repitió en las listas del 21D) ha cargado contra el Ejecutivo central por “disolver de forma anómala” el Parlament, actuación que ha enmarcado en una “conjura de los organismos del Estado” para poner fin a la autonomía catalana. Su socia parlamentaria de la pasada legislatura, la CUP, se ha abstenido porque “no reconoce al TC ninguna competencia ni autoridad”, en palabras de la diputada Gabriela Serra.

Si JxSí ha logrado la mayoría es porque CSQP ha votado a favor de la interposición del recurso. La diputada Marta Ribas ha considerado que recurrir el 155 es “una obligación política” para defender no sólo a las instituciones catalanas, sino también del resto de autonomías y ciudadanos del Estado.

Desde Ciutadans, Carlos Carrizosa ha cargado contra los independentistas por “pretender declarar inconstitucional un artículo de la Constitución” y “abrir el Parlament sólo por hablar del monotema y de sus obsesiones”, en referencia al proceso soberanista.

Miquel Iceta (PSC) ha defendido el 155 como la única manera de parar la desobediencia en la que se habían instalado las instituciones catalanas controladas por los independentistas, así como el daño que la vía unilateral estaba produciendo a la economía y a la convivencia. Y Alejandro Fernández (PP) ha celebrado que JxSí haya impulsado el recurso, ya que, a su juicio, supone que los independentistas “vuelven a reconocer al TC y su legitimidad”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.