El FC Barcelona recibe este miércoles a la AS Roma en el duelo que dará inicio a esta eliminatoria de cuartos de final de Champions. Ambos equipos vienen de empatar aunque las sensaciones, tanto por forma como por escenarios, son bastante diferentes. Si bien es cierto que el equipo italiano es sensiblemente inferior al azulgrana, el nivel de la competición no da ningún margen. En este sentido, el reciente encuentro de Sevilla puede ser un aviso muy útil para los azulgranas. Es imperiosamente necesario que el Barça esté en su mejor versión. Aquí mis 5 claves tácticas para lo que es un encuentro de alta importancia:

1- SOLUCIÓN PRIMARIA O SOLUCIÓN TERCIARIA EN SALIDA DE BALÓN

Importantísimo el inicio del juego del Barça ya que el equipo de Di Francesco exigirá una buena salida de balón . Obviamente, el Camp Nou impone e intuyo que eso le llevará a ser un poco más conservador. Aún así estoy seguro que, cuando pueda organizarse en bloque, la Roma apretará arriba por momentos. Y el de hoy no es un día para medias tintas. Los dos “ayudadores” principales (Iniesta y Rakitic) no tendrán ni un metro de respiro para socorrer ni a la defensa ni a Busquets (su vuelta es capital) en las ocasiones de buena presión rival. Es cierto que la duda de Nainggolan condiciona ligeramente este aspecto pero es notorio que a los mediocampistas de la Roma les gusta tener cerca la marca para sentirse fuertes. Tan cerca que están literalmente pegados muchas veces. Así que será difícil que estos puedan contribuir a la segunda fase de la salida. Es por ello que el Barcelona deberá poner en práctica la salida primaria o la alternativa larga (trabajada ya con Valverde).

El poderío aéreo de Dzeko El poderío aéreo de Dzeko (Filippo Monteforte / AFP)

La presión de Dzeko en el centro no es muy activa así que el papel de los centrales en la responsabilidad para sacar el balón con criterio será vital. Y lo podrán hacer en varias ocasiones. Las veces que esto no se pueda dar, la mejor opción no será contactar dentro sino buscar la alternativa larga (mayoritariamente con Luis Suárez). Los romanistas estarán posicionalmente partidos ya que los interiores estarán bajos y eso favorece la salida larga. El receptor contará con más espacio y con mayor probabilidad de éxito. Sea como sea, serán decisivas tanto la elección como el acierto. Esta noche la mejor salida será o la más corta o la más larga. Clave para iniciar el juego y buscar portería rival.

2- EL TSUNAMI DE MESSI (LOS LADOS DEL PIVOTE)

Siempre dejando abierta la posibilidad que Di Francesco establezca unas medidas tácticas más defensivas esta noche, el 4-3-3 de su propuesta beneficia el impacto de Leo Messi en el encuentro. El ‘diez’ azulgrana sólo requiere de dos cosas para dar inicio a su estallido de juego habitual: un pase y un espacio para recibir. En este sentido, la exhibición de Sevilla es la prueba más certera. En lo que al pase se refiere, Messi siempre acaba tejiendo una línea limpia de contacto con Busquets u otro aliado en algún momento.

En cuanto al espacio de recepción, el 4-3-3 es uno de los sistemas de juego que mejor le van al crack azulgrana. Cuando el Barça se mueve posicionalmente bien en ataque, se crean dos áreas grandes de recepción justo al lado del pivote rival (De Rossi). Justo en ese punto donde Messi ha destrozado a tantos y tanto equipos que forman con tres efectivos dentro. El jugador lo sabe y hoy de nuevo buscará esa zona. Únicamente precisa de una pequeña ayuda: que sus dos interiores más próximos (Iniesta y Rakitic) no se peguen en exceso a él. Si estos interpretan bien su posición táctica, el hueco se creará con relativa facilidad y gran parte del camino ya estará hecho. Sólo hace falta que los medias puntas azulgranas preparen la escena para el tsunami ofensivo de Leo Messi.

El tsunami de Messi, una de las claves tácticas del Barça - Roma El tsunami de Messi, una de las claves tácticas del Barça – Roma (A. Delmàs)

3- DEMBELÉ Y EL RITMO

Hay una característica del rival que favorece mucho al Barcelona y que debe explotar. La Roma es un equipo que apenas hace faltas tácticas. De hecho se trata, con únicamente 8 faltas por partido, del penúltimo equipo de toda la competición en este coeficiente. Es un número realmente muy bajo. Por ejemplo, equipos como el Atlético de Madrid o el Sevilla promedian más de 14 y 15 faltas por encuentro respectivamente. Eso provoca que si el Barça propone un ritmo alto de juego, lo encontrará. E indudablemente este contexto favorece a un equipo que, como los azulgranas, quieren fundamentalmente generar espacios a través de la circulación de balón.

Los espacios para Dembelé, una de las claves tácticas del Barça - Roma Los espacios para Dembelé, una de las claves tácticas del Barça – Roma (A. Delmàs)

Por otra parte, y focalizando en la generación ofensiva, es obligado establecer uno de los puntos diferenciales para esta noche en O usmane Dembelé. Intuyo que Ernesto Valverde puede apostar por él en banda derecha. La tipología de partido y la idiosincrasia del rival llevan a que sea un día ideal para la velocidad por banda derecha azulgrana y, en este sentido, no hay arma mejor que el futbolista francés. Desde su reciente aparición continuada, el Barça ha crecido exponencialmente en los intentos de 1vs1 y en los centros. Ante el Chelsea, los azulgranas acabaron centrando en 15 ocasiones e intentando 20 driblings. Y este aire ofensivo puede ser trascendental. Especialmente en un día en el que la necesidad de proponer y las características de Kolarov empujan a ello. El gran protagonismo atacante del lateral serbio hace que no cubra espaldas y que sufra en los cara a cara con espacios. Una alta participación del extremo puede dañarle enormemente. Eso sí, el futbolista francés es un jugador de doble o nada así que será tan importante su concurso como que el equipo sepa no excederse en él. Dembelé y el ritmo… el ritmo y Dembelé.

La espalda de Kolarov, una de las claves tácticas del Barça - Roma La espalda de Kolarov, una de las claves tácticas del Barça – Roma (A. Delmàs)

4- LA REGLA DE LOS 7 SEGUNDOS COMO ARMA

Uno de los mayores logros de Ernesto Valverde ha sido la recuperación de un cambio de chip ataque-defensa rapidísimo. Y lo ha hecho en base a establecer una simple regla. Inmediatamente después de perder cualquier balón, todos los jugadores tienen que “olvidar” su posición para ir a quitar el balón al rival que lo tiene. Todos los equipos de éxito lo tienen y es indispensable. El Barça más reciente lo tuvo pero lo fue atenuando. Y esta temporada lo ha recuperado de una manera excelente. Es una acción coordinada que, en fútbol, es tan común como fácil de abandonar con el tiempo. En escenarios concretos, las recuperaciones post pérdida, son el arma más eficaz para generar ocasiones de gol y el partido de esta noche es uno de éstos. Y, aunque la presencia de Dzeko empuja a jugar menos elaborado, el cuadro italiano también intenta jugar el balón. Lo que asegura que, al menos, tratará de hacerlo muchas veces. Además, son lentos dando la vuelta defensiva así que un recobro cerca de Alisson es ocasión segura y medio gol. Es innegociable que el Barça aplique netamente la regla de los 7 primeros segundos. Aspecto clave para el duelo.

5- LA ESTRATEGIA Y ALISSON

La Roma es un equipo súper potente en las acciones a balón parado. Tiene buenos lanzadores con Kolarov o Perotti y, sobre todo, tiene en Manolas, Fazio o Dzeko grandes rematadores. Tanto es así que se trata del equipo más poderoso de toda la Champions Legue en ello. Su porcentaje de duelos aéreos ganados asciende al 60,7% lo cual es una auténtica locura. El 18% de sus goles tienen su origen en acciones de este tipo. Y en Champions, 9 de los 11 goles son de cabeza. No hay que obsesionarse pero una de las claves de la eliminatoria será el control de la estrategia del conjunto romano.

Fazio con varios compañeros de la Roma Fazio con varios compañeros de la Roma (Filippo Monteforte / AFP)

Por otra parte, el Barça deberá superar la estación más costosa en la parte final del campo: la que conforman los dos centrales y, sobre todo, Alisson Becker bajo palos. La irrupción de este guardameta ha sido espectacular el presente curso. Su seguridad ha hecho que, en tan sólo unos meses, se haya erigido en el portero titular de Brasil para el próximo Mundial. Sus números en Champions son espectaculares y ha salvado de varios goles seguros al equipo romano. Promedia 2,3 paradas por partido desde el área pequeña en lo que se trata de un registro espectacular (por ejemplo, Ter Stegen tiene una media de 0,90 intervenciones por encuentro en la misma zona). Sin duda, se trata de un elemento de protección muy potente para el equipo de Di Francesco. Por el tipo de partido que se dará, con un Barça a priori dominante, él puede ser un elemento importante. Los azulgranas deberán estar enormemente concentrados para evitar el peligro del balón parado así como altamente certeros para superar al cancerbero brasileño.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.