La guerra comercial entre China y Estados Unidos, una intervención americana en Siria, nuevas sanciones a Irán y Rusia, un contagio a la economía mundial por los frentes abiertos… El panorama global llama a la precaución. Los inversores, como de costumbre, buscan refugio en el oro.

El precio del metal precioso se ha disparado en las últimas jornadas. Tras tocar máximos desde enero, su valor ha sufrido una corrección este jueves por las tomas de beneficios y la previsión de que la Reserva Federal suba los tipos, llevando a los inversores a apostar por los bonos.

Corrección tras las subidas

Después de cuatro sesiones al alza, esta mañana caía el 0,2%, quedando en torno a los 1.350 dólares la onza. Pese a la contracción los expertos no descartan más subidas. Se mantendrán las inversiones “mientras la opción de una intervención militar estadounidense (en Siria) esté sobre la mesa”, planteaba el analista Stephen Innes, de la singapuresa OANDA, citado por Reuters. “Podríamos ver los precios dispararse más” si Estados Unidos e Israel se enfrascan en la disputa entre Arabia Saudí e Irán, añade.

En esa línea, Hidenori Suezawa, de SMBC Nikko Securities, ponía el foco en la tensión con Rusia. “El año pasado Rusia y Siria no respondieron a los misiles estadounidenses. Pero esta vez la escala de los posibles ataques parece mayor. Si Rusia devuelve los ataques, el frente de guerra será mayor”, analizaba.

Petróleo al alza

En una reacción similar a la del oro, el petróleo también se encuentra en máximos, con una cotización que no se veía desde 2014. En Europa, el precio del crudo Brent -el de referencia- ha iniciado el día al alza, cerca de los 73 dólares, con lo que se mantiene en los máximos desde noviembre de hace cuatro años.

La posible intervención militar estadounidense en Siria lleva a los inversores a temer una interrupción del suministro en la región. Con menor oferta, los precios van al alza.

Un operario en la cubierta de un petrolero en el Golfo Pérsico Un operario en la cubierta de un petrolero en el Golfo Pérsico (Ali Mohammadi / Bloomberg)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.