El presidente del Olympiacos, Evangelos Marinakis, furioso con los últimos resultados de su equipo, ha decidido imponer una multa de 400.000 euros a sus futbolistas y concederles vacaciones anticipadas hasta final de temporada, según la prensa griega. Esta decisión implica que los rojiblancos acaban la Liga jugando con el filial.

Marinakis, que también es el dueño del Nottingham Forest inglés, reaccionó con vehemencia al empate a uno cosechado por su equipo este fin de semana ante el débil Levadiakos. Un marcador que deja a los actuales campeones de la SúperLiga griega en tercera posición en la clasificación del presente campeonato.

Los jugadores sólo piensan en sus casas y sus coches”

“Voy a reconstruir el Olympiacos de arriba a abajo para convertirlo en el equipo con el que todos soñamos. Tanto yo como los aficionados ya hemos aguantado suficiente. Los futbolistas se van a ir de vacaciones desde ya”, afirmó el lunes Marinakis. El presidente también desveló que muy pocos jugadores del primer equipo serían convocados en las tres últimas jornadas y que los jugadores del filial ocuparían su lugar.

“Los equipos inferiores viven con lo necesario, aman al Olympiacos y a sus seguidores mucho más que los futbolistas del primer equipo”, aseguró Marinakis, que prometió reinvertir el dinero recaudado con las multas en las categorías inferiores del club ateniense.

Olympiacos es tercer en la liga y tiene escasas opciones de lograr el título

“El primer equipo piensa más en sus hermosas casa y sus coches, cosas que nada tienen que ver con su trabajo”, espetó Marinakis. “Me gasto millones para que lo tengan todo y por su culpa he tenido que despedir a tres entrenadores y encima parece que al final tengas la culpa”, agregó el dirigente.

Olympiacos es tercero en la clasificación de la liga griega, por detrás de AEK de Atenas y PAOK, pero con escasas opciones de volver a ganar el título.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.