[ad_1]

Pero las chuflas con el libro de Sánchez son constantes. El hecho de que relate en su primera página que cuando entro en la Moncloa lo primero que hizo es cambiar los colchones, la errata sobre una cita sobre Fray Luis de León, o la falta de edición, han desatado la ironía de la oposición.

La primera en la frente ha sido la pregunta al presidente de una periodista, cuando entraba en el hemiciclo, sobre si Pensaba que el PSOE tendría “un colchón” suficiente para ganar las elecciones. A partir de ahí, los diputados del PP no han ocultado sus críticas hacia el libro.

El portavoz adjunto del Grupo Popular, Fernando Martínez Maillo ha calificado el libro de ‘cutre’ y ha dicho que está por debajo de “Barrio Sésamo’. También ha criticado las alusiones que hace en el libro sobre los reyes. Pero sobre todo, ha lamentado la falta de “elegancia y de sentido” común” en el relato de Sánchez.

Otros dirigentes populares se mostraban sorprendidos por las “falsedades e inexactitudes” o la soberbia que se desprende del que ha escrito el libro.

Pero las criticas no sólo han venido de la oposición. En su propio partido, algunas fuentes, han señalado a Republica que lamentaban profundamente la oportunidad de la publicación de ese libro, justo antes de las elecciones.

“Si sabía que iba a convocar elecciones por qué no ha retrasado su publicación”, se preguntaba un diputado del PSOE quien afirma que “el libro no trabaja por la unidad del partido”. En su opinión, “se hace sectarismo pero historia contemporánea”.

Esa misma fuente, también ha lamentado las críticas que hace también a pasados dirigentes del PSOE, como a Alfredo Perez Rubalcaba, lo que, en su opinión, es una “falta de lealtad” a una institución que lleva en España.

Otros diputados socialistas, que dan por hecho que no van a estar en las listas, han comentado que con el libro, ha dado “munición a la oposición”, para que le tachen de “ambicioso o de frívolo”. Al tiempo que consideran “terrible”, la redacción y consideran que “no es literatura”.

“Se nota que se ha publicado de forma precipitada y que no se ha corregido por parte de la editorial”, subrayan, lo que es “un error lamentable”.

Curiosamente, los partidarios de Sánchez creen que “la máxima de que es mejor que hablen de uno, aunque sea mal”, es muy positiva de cara a las elecciones.

¿Criba en el PP, en el PSOE y en Ciudadanos?

El otro tema más comentado en los pasillos, han sido las listas. Y la pregunta obligada era: ¿vas a ir en las listas? Pero lo importante no es si vas a estar, si no en qué lugar.

Un diputado histórico y del sector crítico del PSOE, hacía sus cábalas y consideraba que la criba en las listas podría alcanzar al 70%. Considera que en el actual PSOE no existe un contrapeso como en la época de Felipe González, porque “se ha cargado el poder de discrepancia del Comité Federal”.

La batalla podría tenerla a nivel provincial donde, si impone una lista solo de sus acérrimos, los históricos podrían hacerle luz de gas y perder algún escaño fundamental. Sin embargo, otros diputados socialistas consideran que en algunas de sus circunscripciones “han tirado la toalla” y se pondrán a las órdenes de lo que diga la dirección del partido.

En el PP, dos históricas ya han anunciado que no van a presentarse, antes de que se lo dijera la dirección de su partido: Celia Villalobos y Teófila Martínez, ya no se presentarán a las elecciones.

Un diputado, que ha participado en numerosas campañas de Rajoy, cree que Pablo Casado no va a hacer una criba y que va a respetar mucho la opinión de las direcciones regionales. Considera que eso sería lo prudente porque las elecciones autonómicas y municipales estarán a la vuelta de la esquina.

Los que sí dan por hecho algunos, es que muchos históricos de la época de Rajoy en cargos relevantes en el Congreso, no van a repetir. Algunos ya se daban por claramente amortizados y comentaban: “yo ya no estoy en esa liga”.

Ahora la guerra estará en dónde te colocan en la lista. Según, el análisis de algunos diputados, por la ley D’Hondt, en las circunscripciones con tres diputados, la irrupción de VOX va a perjudicar al PP. La razón, es que se puede dar la circunstancia que ese tercer escaño lo gane Podemos, al no sumar el PP.

En el caso de circunscripciones con más de cinco, beneficiaría a la derecha porque entonces sí ganaría los restos VOX.  Dan por hecho que esta formación obtendría escaños en Valencia, Madrid y la Comunidad Valenciana, que precisamente son nichos históricos del PP.

Y estos datos son relevante, porque en España existen 40 provincias en las que se eligen menos de diez u 11 escaños.

En el caso de Ciudadanos, tendrán que terminar sus primarias, que se están produciendo estos días y está previsto que finalicen la primera semana de marzo, para saber quienes repetirán en las listas electorales.

[ad_2]

Source link