Pocos jugadores han influido de manera tan profunda en un equipo como Leo Messi lo hace en este Barça desde hace una década. Nada en el conjunto azulgrana se ejecuta sin que el argentino esté al tanto. Su participación en cada partido se ha convertido en imprescindible y, por eso, Ernesto Valverde administra con mimo sus descansos, también necesarios para que llegue en el mejor estado de forma a los partidos decisivos.

El nacimiento de su tercer hijo, este pasado sábado, ha permitido que Messi haya permanecido diez días sin vestir la camiseta azulgrana, el periodo más largo que el argentino ha estado sin jugar en toda la temporada a excepción de las Navidades. Y esto coincide, para regocijo de Valverde, con uno de los partidos más importantes del año, el duelo de octavos de la Champions en el Camp Nou ante el Chelsea.

El triunfo en Málaga fue doble, además de tres puntos supuso 90 minutos de descanso para su jugador más decisivo

Esta felicidad de Valverde nace de la victoria ante el Málaga. Un triunfo que es doble, porque además de tres puntos supuso 90 minutos de descanso para su jugador más decisivo. Sabe el extremeño, además, que cada regreso de Messi es sinónimo de alegría para el Barça, por eso el triunfo en La Rosaleda era tan fundamental.

Tres partidos se había quedado sin participar Messi esta temporada hasta el pasado fin de semana en Málaga. Todos ellos en las primeras rondas de la Copa del Rey. No estuvo en la eliminatoria ante el Murcia y también se perdió el encuentro de ida ante el Celta en Balaídos. Y a cada descanso, su regreso resultó de lo más prolífico.

Lionel Messi celebra un gol con el Barcelona Lionel Messi celebra un gol con el Barcelona (Manu Fernandez / AP)

Contra el Athletic, tras su primera ausencia, lideró el triunfo en San Mamés con un gol. Lo mismo sucedió ante el Celta, aunque en aquel encuentro el Barça no pasó del 2-2 en el Camp Nou. Ya en el 2018 dirigió la victoria ante el Levante (3-0) con un gol y una asistencia.

Después de los descansos, Messi ha sido sinónimo de gol esta temporada, algo que se intuye fundamental para el decisivo duelo ante Chelsea de octavos de la Champions League. El argentino es además, el máximo goleador de los azulgranas en todas las competiciones, por lo que su estado físico resulta más crucial incluso que en otras temporadas.

Posiblemente se trate del último descanso tan largo para el argentino antes del final de temporada por lo apretado del calendario, pero eso pasa por el éxito que los azulgranas tengan en el partido del Camp Nou. Una eliminación permitiría un descanso obligado que nadie quiere. La clasificación supondrá más minutos para las piernas del argentino, que se vaciaría si con ello se lograse conquistar la ‘orejona’, pese a que haya Mundial este verano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.