A la séptima fue a la vencida. Tras seis victorias consecutivas en Montilivi, el Girona rompió su racha como local al empatar a un gol con el mejorado Levante de Paco López, que ha sumado siete puntos de nueve posibles. Àlex Granell avanzó a los rojiblancos con un golazo, pero José Luis Morales, en posición adelantada, restableció el empate al cabo de diez minutos.

Desde el silbido inicial, el encuentro fue un continuo intercambio de golpes entre los locales y los visitantes, que buscaban la tercera victoria seguida con Paco López en el banquillo con la intención de alejarse un poco más de las posiciones de descenso. Ahora, con un partido más, están a siete punto de Las Palmas.

Con el paso de los minutos, el Girona fue superando el embate del Levante progresivamente hasta conseguir un tímido dominio del juego. De hecho, ya en los primeros compases del choque, los futbolistas de Pablo Machín tuvieron varias ocasiones para adelantarse en el marcador.

Desde el silbido inicial, el encuentro fue un continuo intercambio de golpes

Primero fue Portu, que antes del minuto 15 ya había forzado hasta tres saques de esquina con sus características internadas al área; después Aday Benítez, que sustituyó al sancionado Johan Mojica en el carril izquierdo y obligó a Oier Olazábal a estirarse para mandar a córner un potente chut desde fuera del área; y del omnipresente Pablo Maffeo, que inquietó al guardameta vasco al culminar la enésima jugada de estrategia rojiblanca del curso.

Con todo, los acercamientos más peligrosos por parte del Girona en la primera mitad llegaron en el segundo tramo de este. Bernardo Espinosa, con un imponente cabezazo que salió rozando la portería del Levante, primero, y Aday Benítez, con un tiro de falta que se estrelló en el palo derecho de Oier, después; hicieron levantarse de sus asientos a los 11.391 aficionados que acudieron a un Estadi Municipal de Montilivi que registró la tercera mejor entrada de la temporada.

Poco antes del descanso, el capitán rojiblanco, el centrocampista Àlex Granell, recogió una dejada de Borja García en la frontal del área para conectar un zurdazo que estuvo a punto de sorprender al arquero visitante, en la que fue la octava ocasión del cuadro gerundense en los primeros 45 minutos del encuentro.

El entrenador del Girona, Pablo Machín, en la banda de Montilivi. El entrenador del Girona, Pablo Machín, en la banda de Montilivi. (EFE)

Justo después del disparo de Granell, el Levante, que mostró un buen nivel de juego en las fases del choque en las que pudo superar la presión de los locales, dispuso de su ocasión más clara del primer tiempo.

Tras superar a Jonás Ramalho, el ghanés Emmanuel Boateng se plantó solo ante Bono, pero su remate con la diestra impactó contra el palo izquierdo de la portería gerundense. Minutos antes, el propio Boateng, en dos ocasiones, Roger Martí y José Luis Morales ya habían intentado perforar el arco del guardameta marroquí.

En la segunda parte, los pupilos de Paco López saltaron al campo decididos a anotar el primer gol y estuvieron a punto de encontrarlo en dos chuts de Jefferson Lerma y Boateng; pero fue el Girona quien consiguió el premio a la insistencia demostrada sobre el terreno de juego.

En el minuto 53, Portu le cedió el esférico a Àlex Granell en el vértice del área y este se inventó un disparo con su pierna izquierda que entró por la escuadra de la portería de Oier, que no pudo hacer nada para evitar el primer gol del centrocampista rojiblanco en Primera división.

Portu le cedió el esférico a Àlex Granell en el vértice del área y este se inventó un disparo con su pierna izquierda que entró por la escuadra

El uruguayo Cristhian Stuani, el ‘pichichi’ del Girona, tuvo en sus botas la oportunidad de sentenciar el encuentro en la siguiente acción, pero, después de recibir otro buen balón de Portu, su remate se marchó ligeramente desviado, muy cerca del palo izquierdo del guardameta del Levante. Lejos de verse afectado por el tanto local, el conjunto ‘granota’ se sobrepuso rápidamente del golpe encajado y consiguió volver a acercase al arco rojiblanco.

Finalmente, en el minuto 67, José Luis Morales recibió en posición adelantada sobre la defensa una gran asistencia de Lerma y, tras zafarse de Bono con suma facilidad, hizo subir el 1-1 definitivo al electrónico de un Montilivi que presenció como el Girona no se hacía con los tres puntos por primera vez desde el pasado 4 de diciembre, cuando cayó por un ajustado 2-3 frente al Alavés.

Ficha técnica:

Girona, 1 – Levante, 1

Girona: Bono; Pablo Maffeo, Jonás Ramalho, Bernardo Espinosa, Juanpe, Aday Benítez; Pere Pons, Àlex Granell, Borja García (David Timor, m. 82); Portu (Choco Lozano, m. 76) y Cristhian Stuani.

Levante: Oier Olazábal; Pedro López, Erick Cabaco (Sergio Postigo, m. 82), Rober Pier, Coke; Jason (Ivi López, m. 76), Jefferson Lerma, José Campaña, José Luis Morales; Emmanuel Boateng (Armando Sadiku, m. 63) y Roger Martí.

Goles: 1-0, m. 53: Àlex Granell. 1-1, m. 67: José Luis Morales.

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea (Colegio vasco). Amonestó al local Pablo Maffeo (m. 90) y a los visitantes Roger Martí (m. 27), Erick Cabaco (m. 28) y Jefferson Lerma (m. 77).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo octava jornada de LaLiga Santander, disputado en el Estadio Municipal de Montilivi ante 11.391 espectadores.

Deja un comentario