El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha señalado este viernes, en alusión a la situación catalana y la permanencia de Carles Puigdemont en Bruselas, que “no se puede pensar” en dirigir un país “desde la acción telemática, vía internet”.

En una entrevista en Radi Euskadi, Urkullu ha afirmado que “hacer política supone estar presente” y ha asegurado que ahora “no tiene ninguna intervención” en relación a la situación en Catalunya, tras su implicación en la misma antes de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la convocatoria de elecciones catalanas, cuando intentó mediar entre Gobierno y Generalitat. Asimismo, ha indicado que los resultados de estos comicios han mostrado “la realidad incontestable de la conformación sociopolítica catalana”, con mayoría del bloque independentista, y ha considerado que hay necesidad de diálogo “interno” con voluntad de acuerdo entre los partidos catalanes.

Según ha dicho, “hay que intentar restituir la situación en Catalunya  a antes del   pasado 6 de septiembre con el fin de hacer política con la mayor normalidad posible” y eso “supone también que la acción política esté basada solo en vías políticas y no en vías penales o judiciales”, ha puntualizado. También ha vuelto a defender una reformulación del modelo de Estado y ha señalado que con dicho fin ha venido defendiendo un planteamiento compartido con Catalunya, “con un ofrecimiento a los grandes partidos de ámbito estatal”.

Por último, Urkullu ha considerado que pasadas las elecciones catalanas “es momento” de que el Gobierno español “tome conciencia” del informe sobre las transferencias pendientes al País Vasco “que tiene sobre la mesa”.

Deja un comentario