El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha ampliado la lista de investigados por delito de rebelión imputando el expresident de la Generalitat, Artur Mas, la secretaría general de ERC, Marta Rovira, y la exdiputada de la CUP Anna Gabriel. Junto a ellos, Llarena amplía la lista de imputados, entre otros, con la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, la presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya, y la presidenta del Associació de Municipis per la Independència (AMI), Neus Lloveras.

Llarena les notificará, previsiblemente este viernes, su condición de investigados para que se personen en la causa y tengan acceso a las actuaciones, según adelanta La Vanguardia. En principio no serán citados a declarar hasta más adelante.

El juez sitúa a todos estos representantes políticos dentro del plan para declarar la independencia de forma unilateral. La decisión se basa en los apuntes del exnúmero 2 de Economia, Josep Maria Jové, y en el documento Enfocats, donde se fija el comité estratégico para declarar la independencia, se acuerdo con el informe de la Guardia Civil en el que se pormenorizaba la actuación de todos los protagonistas del proceso independentista.

El instructor de la causa por rebelión, sedición y malversación también procederá a imputar a otras, pero no todas, de la cuarentena de personas que el instituto armado identifica como miembros del llamado comité estratégico y el ejecutivo que, según las hojas de ruta de la independencia, adoptaron todas las decisiones que desde 2012, con el Gobierno de Mas, se tomaron hasta llegar a la declaración de independencia unilateral del pasado 27 de octubre.

(Habrá ampliación)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.