El juez aparta al jurado que se retractó

[ad_1]

El juez del juicio de Pablo Ibar comunicó este jueves su decisión de excluir del jurado a un hombre que se «arrepintió» del veredicto de culpabilidad y denunció haber recibido» presiones», a lo que la defensa anunció que presentará un recurso.

A no ser que prospere ese recurso, una jurado suplente ocupará el puesto del “arrepentido” cuando el 25 de noviembre el jurado decida si el hispano-estadounidense Ibar es otra vez condenado a muerte -ya lo estuvo de 2000 a 2016-, como pide la Fiscalía.

Si el jurado no vota unánimemente, Ibar, que ha sido ya declarado culpable de tres asesinatos cometidos en 1994 en Miramar (Florida, EEUU), recibirá una sentencia a prisión perpetua.

El jefe de la defensa de Ibar, Benjamin Waxman, señaló a Efe que este mismo jueves van a presentar un recurso ante la corte de apelaciones del cuarto distrito de Florida para revertir la decisión comunicada por el juez Dennis Bailey y lograr que el jurado arrepentido, identificado como “Collins”, no sea excluido.

Si el “arrepentido” de haber declarado culpable al acusado hispano-estadounidense, que lleva más de la mitad de su vida preso por unos asesinatos que él dice no haber cometido, estuviera en el jurado, sería menos probable que el fallo sea unánime.

La semana pasada “Collins” notificó por teléfono al tribunal que se había “arrepentido” de haber contribuido con su voto al veredicto de culpabilidad y días después se conoció que en una página de internet una persona que usaba un apodo había denunciado haber sufrido “presiones increíbles” y “bullying (acoso) no intencionado (sic)” durante las deliberaciones del jurado del juicio a Ibar. “Collins” reconoció este miércoles ante el juez que fue él quien escribió en reddit.com.

El juez Bailey, que fue el único que habló con “Collins” en la audiencia del miércoles, no le preguntó en ningún momento sobre el fondo del asunto. “Nada malicioso. Sentí como si me derrumbase bajo la presión de la mayoría, en lugar de ante la fuerza de las evidencias”, escribió “Collins”, usando un apodo en una de sus cuentas de reddit.com para describir lo que sintió durante las deliberaciones del jurado.

Al igual que el miércoles, el juez Bailey reprendió este jueves a “Collins” por haber escrito en redes sociales sobre el juicio y le conminó a no hablar con nadie del caso ahora que ya no será jurado.

El padre de Ibar, Cándido Ibar, dijo que “esto no puede continuar así” al terminar la audiencia de este jueves en los tribunales de Fort Lauderdale, a 40 kilómetros de Miami, con un resultado que es otra vez adverso a la defensa y que, a su juicio, arroja dudas sobre la imparcialidad del juez.

Para el lunes 4 de febrero está prevista una audiencia para tratar temas pendientes, como un recurso de la defensa contra la pena de muerte.

Pablo Ibar, nacido en Fort Lauderdale en 1972, está acusado de los asesinatos de Casimir Sucharski, dueño de un conocido club nocturno, y de las modelos Sharon Anderson y Marie Rogers, cometidos en Miramar (Florida) en 1994.

Desde que ese año fue acusado de los crímenes, Ibar, que tiene 46 años, ha estado preso. Este es el cuarto juicio al que es sometido. Los dos primeros fueron nulos y el tercero concluyó en el año 2000 con su condena a muerte.

En 2016 la Corte Suprema de Florida anuló la sentencia y ordenó celebrar el juicio que ahora tiene lugar, porque consideró que las pruebas físicas presentadas en el juicio no conectaban a Ibar con los tres asesinatos.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario