El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha terminado en el año en el 1,2%, su nivel más bajo del año, según el indicador adelantado publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De confirmarse este dato, los precios acaban 2017 por encima de lo que subieron los sueldos de los empleados públicos este año (un 1%) y del aumento que experimentaron las pensiones (un 0,25%). Es decir, tanto funcionarios como pensionistas vuelven a perder poder adquisitivo este año.

El IPC, sin embargo, se sitúa por debajo del incremento salarial pactado en convenio (un 1,43% hasta noviembre). Esto quiere decir que muchos trabajadores protegidos por convenio sí salvaguardan su poder adquisitivo en 2017.

Estadística señala que en la evolución interanual del IPC de diciembre influyó la subida de los precios de los carburantes (gasoil y gasolina), que fue inferior a la registrada en 2016. La tasa interanual de diciembre es la decimosexta tasa positiva que encadena el IPC interanual, e implica que los precios son hoy un 1,2% superiores a los de hace un año.

El IPC interanual arrancó 2017 en el 3%, su tasa más alta desde octubre de 2012. En febrero se repitió el mismo porcentaje, pero en marzo, por primera vez en siete meses, la inflación recortó su tasa interanual hasta el 2,3%.

Tras varias subidas y bajadas posteriores, el IPC interanual se situó en agosto en el 1,6%, una décima más que en julio; escaló hasta el 1,8% en septiembre, para posteriormente bajar al 1,6% en octubre y subir al 1,7% en noviembre.

El INE publicará los datos definitivos del IPC de diciembre el próximo 12 de enero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.