El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), dependiente del Gobierno autonómico, ha elevado una queja contra el Ayuntamiento de Huércal de Almería por organizar un taller de automoción teórico-práctico “sólo para mujeres”. La Junta de Andalucía, así como los grupos municipales de la oposición, han denunciado la iniciativa calificándola de “sexista, machista, humillante, retrógrada y denigrante”, pero no han logrado que el alcalde, el popular Ismael Torres, suspenda el evento.

La finalidad del taller “Muévete” es que las mujeres del pueblo “conozcan su vehículo” y aprendan a utilizarlo. El anuncio de la actividad que el Consistorio ha difundido (con faltas gramaticales) dice así: “Una vez que nos sentemos en nuestro vehículo, sepamos identificar cómo está, si su funcionamiento es correcto o si por el contrario presenta alguna anomalía”, y añade en mayúsculas: “PODER SER INDEPENDIENTE Y AUTÓNOMA CON TU VEHÍCULO Y RESOLVER INCIDENCIAS POR TI MISMA”.

El IAM ha tildado de “lamentable” esta propuesta, porque “los conocimientos que anuncian son tan básicos que ni se le puede llamar mecánica”. “Denunciamos públicamente esta lamentable actividad. No es el sexo lo que explica que alguien sea más o menos torpe al volante y la mecánica básica puede ser tan útil para las mujeres como para los hombres, no tiene sentido reproducir estereotipos de género.Yo invito al Ayuntamiento de Huércal y a la Diputación Provincial de Almería a ofertar y asistir a un curso sobre feminismo e igualdad de género. Esto es un despropósito”, explica, indignada, la coordinadora del IAM en Almería, Paqui Serrano.

Pese a las protestas, el taller ha arrancado este miércoles con una veintena de mujeres entre los asistentes y la polémica no ha hecho sino “disparar la demanda del curso, previsto inicialmente para 15 mujeres”, según fuentes municipales.

El alcalde de Huércal de Almería, Ismael Torres (PP). E.P.

El alcalde de Huércal de Almería, Ismael Torres (PP). E.P.

La iniciativa de este curso parte del área de Igualdad del Ayuntamiento de Huércal (PP), que es quien diseña y aprueba toda la oferta de cursos formativos; está subvencionado por la Diputación de Almería (PP), y lo imparte el centro de formación Lumaso, homologado por la Junta de Andalucía, que también garantiza un certificado oficial a las asistentes del taller y presta sus instalaciones para su desarrollo. “La Junta también está implicada porque nos proporciona las dependencias de un instituto público y porque homologa el diploma”, advierten fuentes municipales.

El Consistorio sostiene que todos los cursos que oferta el área de Igualdad van dirigidos exclusivamente a mujeres, y que este taller en concreto fue seleccionado por una asociación de mujeres del pueblo -Adarve del Río- porque lo consideraban “el más práctico de todos”. La asociación, fundada en 1998, trabaja “por conseguir la igualdad de todos y dar el papel que se merece a la mujer, sector muy influyente en la sociedad huercaleña”. Su presidenta, Elisa Torres, ha salido en defensa pública del curso y rechaza de plano que sea “machista”. “Elegimos este tema porque las mujeres no queremos depender de los hombres y sí ser autosuficientes, queremos seguir en la línea de nuestro empoderamiento”, explica.

El taller “Muévete” consta de cuatro cursos que se desarrollarán a lo largo de 2018, uno por trimestre. La curso de introducción arrancó el miércoles y los siguientes tendrán un carácter más específico, pero todos están diseñados “sólo para mujeres”. El IAM ha denunciado que los conocimientos de automoción y las pruebas de la DGT son las mismas para hombres y para mujeres, y ha acusado al alcalde de Huércal de “errar” en su política de “promoción de la igualdad”. “El IAM ofrece asesoramiento a los ayuntamientos y diputaciones sobre el diseño de actividades que fomenten la igualdad, pero concretamente la Diputación de Almería se ofusca y los rechaza”, dice Serrano. La coordinadora almeriense del IAM recuerda que ya elevó una queja contra el Ayuntamiento de la capital almeriense por organizar una carrera popular sólo para mujeres promocionada por un desengrasante de cocina, que las participantes podían llevarse a casa al culminar la carrera.

Huércal de Almería es un pueblo de más de 20.000 habitantes con un Gobierno municipal de coalición, con mayoría de concejales del PP (seis) y apoyo de dos partidos independientes: el GRINP (Grupo de Independientes del Pueblo), que tiene dos ediles, y Vecinos de Huércal, que tiene uno. El área de Igualdad está dirigida por el popular Manuel Abad. “Lo que intentamos es dar habilidades de automoción a las mujeres de nuestro pueblo”, dice.

El alcalde admite estar “indignado” por la reacción contraria de los grupos de la oposición. “Que una mujer no pueda hacer un curso como éste sí que es puro machismo. Es un taller de mecánica básica y aquí es muy difícil ver a una mujer trabajando en esto porque no tienen formación concreta y a los empresarios les interesa tener a una mujer en la recepción del taller”, dice, y rechaza de plano suspender la iniciativa. Torres admite, sin embargo, que los mismos conocimientos sobre mecánica son útiles para los hombres, que también pudieran encontrar interesante participar de este taller.

La concejal de Ciudadanos, Almudena Serrano, denuncia que el Gobierno municipal “sigue viviendo en el Pleistoceno”. “No se ha dado cuenta que no se puede discriminar a la mujer por sus conocimientos sobre la automoción”, avisa. Y la portavoz municipal del PSOE, Ángeles Castillo, ha acusado de “retrógrado” al alcalde por permitir este taller. “Nos pretenden enseñar a las mujeres las diferentes partes del vehículo, por ejemplo, que identifiquemos las luces del cuadro. Ésta es la sensibilidad de este Gobierno municipal para contribuir a la igualdad efectiva entre hombres y mujeres”, advierte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.