En unos mercados que se mueven al calor de la relación entre las autoridades de EE.UU. y China, hoy ha tocado subir. Y no ha sido una subida cualquiera. El acercamiento de posturas entre ambos países hace soñar al mercado con un acuerdo que evite la famosa guerra comercial.

El Ibex se ha anotado su mayor subida desde octubre al dispararse un 2,39% y cerrar en los 9.740 puntos. En el resto de Europa los movimientos alcistas han sido similares, en torno al 2,50%. También ha ayudado la bajada del eurodólar, que marca su nivel más bajo de las últimas semanas y ya se encuentra rozando el 1,22. A medida que se alejan los temores de guerra comercial y el mercado recupera la confianza en las dotes diplomáticas de Donald Trump, el dólar sale reforzado.

El mayor apetito por el riesgo ha hecho que el oro y los activos refugio perdieran valor. Ha aumentado considerablemente el rendimiento de los bonos fruto del movimiento de capitales desde la renta fija hacia la renta variable. Así, la rentabilidad del bono español a diez años ha subido hasta el 1,21%, la del alemán hasta el 0,52% y la del estadounidense hasta el 2,82%.

Por sectores, los más favorecidos han sido los más cíclicos, tal y como reflejan las revalorizaciones del 5,40% en Arcelormittal, del 4,32% en Técnicas Reunidas o del 3,73% en Banco Santander. La fortaleza del dólar ha impulsado a valores como Grifols o ACS con repuntes superiores al 3%.

Al otro lado los valores defensivos como las eléctricas han tenido un comportamiento más discreto, siendo REE (-0,51%) de los pocos valores en rojo. Los otros han sido Abertis (-0,08%), que debido a la OPA cotiza ajena a lo que suceda en el mercado.

También se han descolgado las inmobiliarias Merlin (+0,20%) y Colonial (-0,47%) tras conocerse que la oferta de Blackstone por Hispania es a un precio inferior al que cotizaba.

En EE.UU. las bolsas neoyorquinas van camino de cerrar su tercera jornada ganancias. Hoy se han comportado de una manera más calmada que en el día de ayer, pendientes además del asunto de la guerra comercial, de lo que pueda arrojar el informe oficial de empleo de mañana. Según el consenso, en marzo se crearon 185.000 nóminas no agrícolas y la tasa de desempleo se redujo en una décima hasta el 4%. El otro indicador a vigilar es el aumento de salarios, que podrían haber acelerado su ritmo desde el 2,6% en febrero hasta el 2,7% en marzo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.