El selectivo español falló durante la última sesión de la semana, en la que ha llegado a los 9.858,9 puntos, pero finalmente la subida ha sido del 0,21%, mucho más modesta, y que le deja al Ibex 35 en 9.767,30.

Verde ha sido el cierre para valores como Endesa (2,52%), Acciona (+1,77%) o Iberdrola (+1,62%), mientras que han ejercido de freno otros como Inditex (-2,50%) y Sabadell (-2,13%). Han sido los analistas de JP Morgan los responsables de la subida de Endesa, después de haber elevado su precio objetivo para la compañía hasta los 20,50 €.

No ha sido el único cambio de recomendación del día: Socgen ha incrementado el precio objetivo de Iberdrola hasta 6,90€ y HSBC la recomendación para IAG. Menos suerte ha tenido Repsol, al que Kepler le rebaja el precio objetivo a 17,50€.

Acciona, otro de los beneficiados de la sesión, ha conseguido un contrato para un proyecto de energía solar en Australia, valorado en unos 300 Mn€.

Iberdrola ha comunicado, por su parte, que espera unos resultados récord para este año, con un beneficio neto cercano a los 3.000 Mn€.

Fuera del selectivo, Zardoya Otis ha presentado sus cuentas del 1T, periodo en el que gana -4,7% menos que en el mismo periodo del año anterior, a causa de unas menores exportaciones y al desembolso efectuado en inversiones en digitalización.

Ha sido una jornada sin novedades en los dos asuntos de moda: la guerra comercial con China y el conflicto armado en Siria.

Más allá de los movimientos en renta variable, el resto de mercado han gozado de una relativa estabilidad durante la sesión, de manera que el eurodólar se ha mantenido en niveles de 1,231 y el crudo Brent en los 72 dólares por barril.

En renta fija con la rentabilidad del bono a diez años español en el 1,25% y la del alemán en el 0,52%, la prima de riesgo se irá de fin de semana en los 73 puntos básicos. En EE.UU, su bono otorga un rendimiento del 2,83% que podría variar en función de la revisión que está previsto que haga hoy la agencia de calificación Moodys sobre su deuda.

Las cuentas trimestrales de Wells Fargo, JP Morgan y Citigroup le han dado una dosis adicional de optimismo a Wall Street. Ambos gigantes del sector bancario han superado expectativas, logrando elevar su beneficio un 5,7% y un 34% respectivamente. JP Morgan ha obtenido una cantidad récord para un primer trimestre, afirmando que el éxito se debe al menor pago de impuestos y al buen desempeño de su segmento de trading, que se ha visto favorecido por el repunte de volatilidad en los tres primeros meses del año. Citigroup ha conseguido elevar su beneficio un 12%, animado por la rebaja de impuestos de Trump.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.