El hombre de 29 años detenido ayer en Sevilla por agredir presuntamente a su exmujer pasará mañana a disposición judicial. Se le acusa de un supuesto delito de homicidio en grado de tentativa y quebrantamiento de medida cautelar. Según la Policía, el agresor atacó a su expareja “de forma sorpresiva” para intentar cortarle el cuello. A causa de esto, la víctima presentaba “heridas defensivas” en ambas manos con los tendones seccionados con un cuchillo, siendo inmediatamente ingresada en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla para ser intervenida quirúrgicamente.

Según varios vecinos de la zona, el detenido fue visto unos días antes en los alrededores del bloque donde sucedieron los hechos. Un residente de la barriada de Torreblanca -donde vivía la víctima- ha asegurado que vio cómo el hombre recorría la calle vigilando los movimientos de su expareja. Además, también ha explicado que en una de las veces que el supuesto agresor se dejó ver por la zona, este dejó a su hija en el coche mientras subía al piso para comprobar si la mujer se encontraba en su domicilio, lo que creó sospechas entre los residentes. El detenido ya tenía una orden de alejamiento a 300 metros de la víctima.

La víctima tuvo que ser operada por profundos cortes en los tendones de ambas manos

A estas declaraciones se le ha sumado otra testigo, que ha dicho que las amenazas por parte del presuntamente agresor F. J. G. L. hacia su mujer empezaron hace un mes, por lo que la expareja comenzó a dejar a su hija en casa de su madre de forma eventual.

La misma vecina ha explicado que el hombre ya había mostrado indicios de violencia cuando en una discusión que tuvo con la víctima, el detenido manifestó amenazas que justificó añadiendo: “yo estoy loco”. Además, ha comentado que cuando sucedió la agresión ella se encontraba en casa, cuando escuchó la voz de la mujer diciendo “que me mata” y luego un silencio. Entonces se asomó a la puerta, vio al hombre bajando por las escaleras corriendo con un cuchillo en la mano y subió a casa de la víctima, donde otra vecina ya la estaba socorriendo.

El supuesto agresor, que fue detenido por la Policía Nacional a las 19:00h del lunes, huyó posteriormente del lugar y fue arrestado por la tarde en casa de un familiar en el barrio de Los Pajaritos.

“Que me mata”, escuchó una vecina que gritaba la exmujer del ahora detenido

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.