La falta de espacio en los smartphones siempre ha generado más de un quebradero de cabeza. Cuántas veces has ido a descargar una app y te has encontrado con el mensaje de que no hay espacio suficiente. La primera reacción ha sido echarle la culpa a la cantidad de vídeos e imágenes que almacenas (en muchos casos sin ni siquiera darte cuenta, al descargarse directamente desde WhatsApp). Sin embargo, puede que haya una razón más para que tu móvil no admita más contenido. Las propias aplicaciones son las que te están fastidiando.

Herramientas tan comunes como Facebook, Snapchat o YouTube están ocupando en tu móvil en torno a los 300 megas cada una (como mínimo), mientras que los juegos más populares pueden llegar hasta los 4 gigas de espacio de almacenamiento. Solo hace falta entrar en los ajustes de nuestro smartphone y comprobar cuáles de nuestras aplicaciones se están llevando toda la memoria.

Según un informe elaborado por la firma de seguridad informática AVG, Facebook, Amazon Kindle y Google Chrome son las principales acaparadoras, al menos entre las más utilizadas. La carga de imágenes y documentos y la información que se guarda en la caché hacen que estas apps suban de peso como por arte de magia.

El  mismo análisis revela, tras realizar varias pruebas, que Snapchat o YouTube son expertas en agotar la espacio, también por culpa de sus cachés. YouTube almacena en torno a 270 megas de este tipo de datos. En el caso de  Snapchat, aunque por su propio funcionamiento se eliminen imágenes y vídeos, parte de ellos quedan almacenados en carpetas ocultas, algo muy común en las aplicaciones de mensajería, vídeo, música y compras. En la misma lista destacan Google Maps, Skype, Facebook Messenger o Instagram.

Vigila las carpetas que se crean asociadas a estas herramientas

Vigila las carpetas que se crean asociadas a estas herramientas

Sin embargo, estas apps no son las peores en cuanto a copar nuestra memoria. Los que realmente se llevan la palma son los juegos. Muchos de ellos, ya de partida, requieren un giga para su instalación. Sin embargo, cuando se trata de ejecutarlos, el espacio necesario asciende considerablemente. Es el caso, por ejemplo, del popular juego de cartas Hearthstone.

Un jugador libera espacio en su móvil para disponer del poco más de 1 giga que en teoría requiere la aplicación, la descarga y la abre. Es entonces cuando se lleva la sorpresa, porque nada más iniciarse recibe el aviso de que no hay espacio suficiente para continuar. La verdadera descarga empieza cuando el juego ya está en el dispositivo. En realidad, tras completar la actualización inicial,  Hearthstone está ocupando 3,8 gigas sin que hayamos siquiera comenzado a disfrutar del juego.

Por supuesto, no es el único. De igual modo, los juegos de carreras, con una gran carga visual, se llevan una buena parte de la memoria.  Need For Speed ocupa algo más de 2 gigas, Asphalt 8 casi 2 gigas y  Real Racing 3 alrededor de 1 giga. Por mencionar alguno más, el juego de acción  Warhammer 40,000: Freeblade ocupa más de un giga. Algo menos, sin dejarse de llevar una buena tajada, los populares Candy CrushAngry BirdsClash Royale, que se sitúan en torno a los 500 megas.

Las 'apps' de juegos son las que más memoria ocupan

Las ‘apps’ de juegos son las que más memoria ocupan

Si, de media, las aplicaciones más básicas como Facebook o LinkedIn ocupan alrededor de 300 megas y los juegos más utilizados pueden llegar a llevarse casi 4 gigas, lo cierto es que poco espacio queda disponible en un smartphone de 16 gigas. De hecho,  todo se esfumaría si tuviéramos unas 33 apps descargadas que ocuparan unos 485 megas por cabeza.

Las cuentas comienzan a asustar si tenemos en cuenta que, de media, un usuario suele tener ese número de apps en su teléfono. Y todo ello sin tener en cuenta que una parte considerable del espacio de almacenamiento del móvil se la lleva el sistema operativo.

El engaño sobre el tamaño y sus consecuencias

Ante las quejas de los usuarios, Google Play empezó en 2016 a mostrar el tamaño de las apps. De poco o nada sirvió. Los datos que se reflejan son los propios de la descarga, que, además de variar según el dispositivo, comenzarán a incrementarse en cuanto abras la app , como en el citado caso de Hearthstone.

Mientras que el tamaño que indica Play Store para Facebook es de aproximadamente 60 megas (todo depende del terminal), lo cierto es que cuando se descarga y se utiliza, la cifra se dispara rápidamente. Esto ocurre porque muchas de estas apps, en cuanto se instalan y se usan, comienzan a crear archivos relacionados que en ocasiones pasan desapercibidos.

Mientras que la información de Google resulta algo engañosa, Apple Store parece hacer las cosas un poco mejor. En la tienda para el sistema operativo iOS, Facebook figura con un tamaño de 408 megasLinkedIn de 234 megas y Hearthstone de 3,50 gigas. Sin duda, unas cifras que se ajustan más a la realidad y que han sufrido un aumento en los últimos años.

Reducir su tamaño sin perder la calidad es el gran reto de los desarrolladores

Reducir su tamaño sin perder la calidad es el gran reto de los desarrolladores

Desde 2013, la tendencia ha sido crear herramientas cada vez más sofisticadas. En la intensa batalla por el usuario, los desarrolladores las han llenado de imágenes, vídeos y demás funcionalidades que las han vuelto más pesadas. Sin embargo, enfrascados en la mejora del diseño y el desarrollo, el peso no les ha supuesto una preocupación hasta ahora, cuando empiezan a ver como cada vez más gente las desinstala al quedarse sin espacio en el móvil (o directamente no llega a descargarlas).

Un estudio de la plataforma de análisis Segment reveló que si aumentaban el tamaño de una app, las descargas caían estrepitosamente. Además, descubrieron que no solo influye el espacio que nos restará en el móvil, sino que la percepción de los usuarios es que las apps tienden a cargarse más lentamente, a fallar más y, por tanto, a ofrecer una peor experiencia.

Ahora, la tarea de los desarrolladores está en optimizar sus creaciones sin perder ni un ápice de nivel en su diseño y funcionalidades. De nada servirá que nos ofrezcan herramientas increíbles si nuestros teléfonos no son capaces de soportarlas.

—————

Las imágenes son propiedad, por orden de aparición, de Jason Howle/Flickr, PexelsSergey Galyonkin/Flickr y Jennifer 8 Lee/Flickr

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.