El Consejo de Ministros ha acordado este viernes interponer un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) contra algunos artículos de la ley que el Parlamento de Catalunya aprobó en marzo de este año por la que se creaban nuevos impuestos.

La ley de acompañamiento de los presupuestos de la Generalitat implantaba dos nuevos tributos, el de bebidas azucaradas y el de elementos radiotóxicos, y modificaba otros que ya existían, como el que gravaba a los grandes establecimientos comerciales, el de estancias en establecimientos turísticos y el de viviendas vacías.

El Gobierno considera que uno de los artículos de la ley modifica la tasa de viviendas desocupadas acordada en 2015 y que ya fue objeto de impugnación ante el TC “por considerarse contrario al orden constitucional por su colisión con el impuesto sobre bienes inmuebles”, según se afirma en la referencia del Consejo de Ministros. Por ello, el Ejecutivo sostiene que al modificarse ese precepto, “es preciso impugnarlo sobre la base de los mismos argumentos”.

A su vez, el Gobierno asegura que el gravamen sobre riesgo medioambiental de elementos radiotóxicos “se solapa” con dos impuestos ya existentes: el estatal sobre la producción de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos y el de actividades económicas. Al dar lugar “a supuestos de doble imposición prohibida por la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas”, el Ejecutivo ve pertinente pedir amparo al TC.

La ley recurrida por Moncloa fue aprobada con los votos de JxSí y la CUP la Ley de Medidas Fiscales, Administrativas, Financieras y del Sector Público, también conocida como ley de acompañamiento de los Presupuestos, que prevé dos impuestos nuevos y otros ya existentes que han sido reformados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.