El Gobierno de España ha recuperado el presupuesto para Memoria Histórica con una partida récord: 15 millones de euros. Con esta cuantía el Ejecutivo de Pedro Sánchez pone sobre la mesa un proyecto que aspira a crear una Comisión de la Verdad, abrir las fosas comunes del franquismo y convertir el Valle de los Caídos en un cementerio civil, según explica en su proyecto de presupuestos, presentados este lunes y cuya aprobación por el Congreso está pendiente.

El Estado, además, pretende reabrir la Oficina de apoyo a las víctimas de la Guerra Civil que cerró el PP nada más aterrizar en Moncloa, en 2012, dice en la explicación del articulado. Todas estas medidas están asociadas a la “reforma integral” de la ley memorialista y a la confección de un plan cuatrienal de la Memoria Histórica en España.

En cuanto a los desaparecidos forzados, el proyecto establece la elaboración de un plan anual de exhumaciones, la actualización del mapa de fosas (sin tocar desde 2011) o la creación de un Banco Nacional de ADN y un Censo Nacional de Víctimas.

También los presupuestos recogen la “dignificación del Valle de los Caídos como cementerio civil”, una idea que avanzó Pedro Sánchez, cuando confirmó que no se haría allí un lugar de reconciliación por la simbología que arrastra. El Valle es ya un cementerio con más de 33.000 cadáveres en fosas debajo de la basílica donde está enterrado Franco. El informe de expertos encargado por Zapatero ya estableció que se debe considerar un cementerio público aunque esté en suelo de la Iglesia. Sánchez no especificó qué consecuencias concretas puede tener la consideración de “cementerio civil”.

La última partida destinada a temas memorialistas data de 2012, con 2,5 millones. Desde entonces, el expresidente  Mariano Rajoy le impuso “cero euros” durante dos legislaturas. En seis años, José Luis Rodríguez Zapatero sumó unos 20 millones de euros para memoria.

Las cuentas del Presupuesto General del Estado para el año 2019 deben quedar aprobadas por el Congreso. Y las políticas memorialistas en España, de salir adelante las cuentas generales, serán ejecutadas a través de la recién creada Dirección General para la Memoria Histórica.




Source link

Deja un comentario