Tras varias semanas de ausencia y silencio, Susana Díaz ha salido a campo abierto para plantar cara a todos los que, desde dentro y desde fuera de su partido, hostigan a la todavía presidenta de la Junta de Andalucía en funciones para que dimita. Para que se quiebre su entereza, desista de su empeño por liderar la oposición al futuro Gobierno de coalición PP-Ciudadanos y para que facilite, sin exabruptos ni tensión interna, la renovación en el PSOE andaluz, la federación más numerosa del partido. No lo hará. De momento.

Susana Díaz ha comparecido este viernes en la sede de San Vicente vestida de verde y blanco, esta vez sola, sin tener tras ella a toda su ejecutiva, a todos los secretarios provinciales, y a los miembros de su Gobierno, como suele hacer para escenificar ante Ferraz un PSOE andaluz sin aparentes fisuras. Su intención es resistir, al menos hasta las elecciones municipales y autonómicas de mayo, confiando en que las urnas de sus alcaldes revitalicen su músculo orgánico, y que el resultado de los barones socialistas en otros territorios relativicen su derrota. Díaz ha perdido el Gobierno andaluz, pero sigue aferrada a la idea de que ha ganado las elecciones.

“Estamos ya preparados para cuando decidan convocar elecciones”, ha remarcado Díaz, sugiriendo que volverá a repetir como candidata si el pacto de derechas se rompe y se repiten los comicios. La socialistas está segura de que el futuro Gobierno de PP y Ciudadanos nace como un “pato cojo”, basado en dos acuerdos paralelos, “uno dice una cosa y otro dice otra”, y confía en que esa “incertidumbre” y los roces que ya han saltado entre los partidos conservadores precipite una repetición de las elecciones. “Voy a estar al frente de la oposición para que el PSOE vuelva pronto al Gobierno andaluz. Hay mucha incertidumbre en este nuevo gabinete, cuando todavía no han empezado a gobernar y acaban de firmar un acuerdo, ya nos hablan de otras posibles elecciones, tanto Albert Rivera como el líder de la ultraderecha lo han dicho”, asegura. 

 




Source link

Deja un comentario