Las pensiones han sido el tema estrella de la negociación previa a la presentación de los presupuestos generales y como suele ser habitual son la partida que más recursos consume de las cuentas públicas. En 2018 el gasto total en pensiones se incrementa en 5.188 millones de euros respecto al ejercicio anterior hasta situarse en los 144.834 millones. Esto significa que 40,9 de cada 100 euros irán destinados a pagar pensiones, frente al 40,7% que representaba en los presupuestos del año 2017.

De esa cantidad, algo más de 1.000 euros proceden del incremento de la pensiones más bajas anunciado el pasado martes por el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro. En esa línea los Presupuestos Generales del Estado contemplan una actualización de las pensiones más bajas y de viudedad supone un gasto de 1.000 millones de euros. Este incremento será del 3% para las pensiones mínimas, y supondrá que 2,4 millones de personas van a cobrar, de media, 250 euros más al año.

Subidas para las pensiones más bajas

El incremento será también del 3% para 450.000 personas que cobran pensiones no contributivas. Además, las pensiones de viudedad subirían un 2%, lo que supondrá que medio millón de personas cobrarán 450 euros más al año como media.

Finalmente, un millón y medio de pensionistas que cobran hasta 9.800 euros brutos al año tendrán una subida del 1,5% y quienes reciben entre 9.800 y 12.040 euros anuales tendrán un incremento del 1%. Estamos hablando en estos dos casos de un colectivo de casi 2,4 millones de personas más que van a cobrar, de media, 100 euros más al año.

“El principal esfuerzo de estos presupuestos se ha hecho en las pensiones, sobre todo en las más bajas”, ha insistido el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.