Con el durísimo golpe de Roma todavía muy presente, el Barcelona recibe al siempre competitivo Valencia en su particular camino hacia un título liguero más necesario que nunca. Los valencianistas llegan en buen momento y dispuestos a mantener su posición de privilegio en la tabla. Ambos factores convierten el encuentro en un duelo peligroso. Aquí las 5 claves tácticas para el partido de esta tarde:

1.- FUTBOL FÁCIL COMO TERAPIA:

Es un partido muy marcado por las emociones ya que se trata del primer encuentro después de la amarga eliminación azulgrana en Liga de Campeones. Por el contrario, el Valencia viene de semana limpia y con la inyección anímica de recuperar el tercer puesto. Situaciones de salida muy dispares y que, de entrada, hacen que el Barcelona parta con una energía ligeramente inferior al rival. Aunque el ánimo ambiental puede ayudar, el antídoto más inmediato a todo ello es el futbol. Es importantísimo que el equipo pase este tramo de partido refugiándose en el futbol más puro para la recuperación anímica. La secuencia más adecuada será la de empezar jugando fácil en busca de una buena circulación que dote de confianza al equipo a la vez que desgaste a un rival más fresco de piernas. Es vital para el Barça que crezca en el partido desde el control y el pase para un objetivo triple: confianza, desgaste del rival y una búsqueda más efectiva de las oportunidades que le lleven al primer y tranquilizador gol. Futbol fácil como terapia de partida.

2.- LA COBERTURA DEL TERCER REFUERZO:

Partido de exigencia máxima para los centrales azulgranas. Lo será para ellos y lo sería para cualquier central. Los equipos de Marcelino juegan siempre con un doble punta muy marcado. La dupla que forman Zaza-Rodrigo es de las que más dispara de la Liga (133 intentos entre ambos) y lo hace con un acierto altísimo ya que el 40% de estos han ido entre los 3 palos. Se trata de un ratio muy elevado. No obstante y, aunque los claros titulares son ellos dos, no descarto que Marcelino pueda relevar al italiano para dar entrada a un jugador más rápido como ya hizo en el duelo de Copa del Rey. Sea como fuere, la cosa no influye demasiado ya que el posicionamiento de partida será el mismo. La primera norma de los delanteros valencianistas pasa por la de actuar como pareja y no individualmente situándose muy cerca uno del otro. La distancia no excede los 10-15 metros entre ellos. De esta manera pueden retroalimentarse.

Imagen táctica del Barcelona - Valencia Imagen táctica del Barcelona – Valencia (Alex Delmàs)

Es por ello que se darán situaciones de uno contra uno constantes que, obviamente, son más favorables para el que ataca que para el que defiende. Hecho que convierte en básico la llegada de un tercer hombre azulgrana en la ayuda defensiva. O bien el lateral opuesto o bien el pivote (cuando estos no hayan tenido tiempo de replegar) tendrán que ubicarse en una cobertura cercana. Esta tiene que ser una maniobra de lectura básica para atenuar el ataque valencianista.

3.-GANAR LOS DESDOBLES EXTERIORES:

Aspecto absolutamente decisivo esta tarde y que ya dañó al Barça en el encuentro de ida en Mestalla. El desdoble del lateral por banda es uno de los mecanismos claros y más utilizados de este Valencia. Esa es la razón por la cual a Marcelino le gusta montar su equipo con laterales de recorrido combinándolos con bandas que tengan también juego interior. En este sentido, tanto Gayá o Lato como Montoya van sobrados de piernas para realizarlo. Es un automatismo que les sale solo. Y no únicamente utilizan el carril exterior sino que las desdobles por dentro son también aprovechados. Así que será un día para que el Barça esté muy acertado en los cambios de marca. La maniobra se simplifica cuando hay tiempo para establecerlo pero se complica cuando esta debe ser rápida. Si hay tiempo los laterales azulgranas podrán recoger la llegada de su par valencianista. Si por el contrario, no existe margen, deberán ser los extremos/jugadores de banda los que tendrán que retroceder si no quieren que el rival les gane la espalda. Una de las grandes claves esta noche. Importante que los azulgranas no caigan en la misma trampa que en la ida originó el gol.

Imagen táctica del Barcelona - Valencia Imagen táctica del Barcelona – Valencia (Alex Delmàs)
4.- MESSI-J.ALBA vs GUEDES-RODRIGO (EL RECORTE):

Esta tarde se dan cita en el Camp Nou las dos conexiones más potentes del campeonato. Por parte azulgrana la fantástica conexión entre el lateral azulgrana y Leo Messi ha originado 5 goles en el presente campeonato. De la misma manera y, con el gol de la jornada pasada ante el Espanyol, son también 5 los tantos que Rodrigo ha convertido a asistencia de Guedes. Veremos si una de estas conexiones consiguen incrementar el registro, lo que es indudable es que ambos se repetirán durante el encuentro. Pero hay una diferencia notoria entre las dos: así como la conexión valencianista es en un solo sentido (del extremo al delantero), la del Barça es bidireccional. Y este hecho la convierte en muy difícil de parar. Precisamente por la manera de jugar del equipo de Marcelino (mucha compresión central en defensa asentada) puede que la versión Messi pasador y Jordi Alba destinatario sea la que pueda hacer más daño.

Otro detalle importante desde la óptica azulgrana será minimizar el desequilibrio de Gonçalo Guedes. Su desborde es espectacular. Se trata del 3er máximo regateador de la Liga y se ha convertido en el 4º asistente del campeonato. Uno de los recursos que más utiliza es el recorte seco. Con este detalle, acaba por vencer a su oponente muchas veces y a limpiar la zona para el posterior centro o disparo. Para cubrir a un jugador con tanto desborde es importante conocer sus armas y el recorte es una de las que más usa el portugués. Sin duda, tener las dos parejas más productivas del campeonato es una de las motivaciones esta tarde.

5.- LA DUPLA PAREJO-KONDOGBIA Y EL MOMENTO DE RODRIGO:

La pareja de mediocentros de los valencianistas se complementan a las mil maravillas. Parejo es el cerebro del equipo. Es el futbolista que, con casi 70 pases de promedio por partido, el futbolista que más participa en la elaboración con mucha diferencia. Y todos ellos con criterio ya que combina el juego y lo aplica en función de las potencialidades positivas del equipo. Prueba de ello es el alto número de cambios de orientación que realiza el mediocampista llegando a casi 7 por partido (registro muy destacable). Por su parte, el francés Jeffrey Kondogbia es un jugador que multiplica al resto. Tiene un despliegue brutal con el que llega a todas partes. Es quién más balones recupera y es de los jugadores de la Liga que más y mejor explota la maniobra de ir al suelo para el corte. Y además de todo eso, no regala balones y tiene fuerzas para sorprender con sus llegadas al área ya sea para acompañar o para salir con una potente conducción. Ambos forman un ensamblaje muy completo.

Imagen táctica del Barcelona - Valencia Imagen táctica del Barcelona – Valencia (Alex Delmàs)

A destacar por encima de todo el momento de Rodrigo Moreno. Sus números ascienden ya a 15 goles y 4 asistencias lo que significa más del 25% de los tantos del Valencia. Pero si ya de por sí su temporada es espectacular, el momento de forma en que se encuentra es especialmente dulce. Lleva nada más y nada menos que seis partidos seguidos marcando, en los que ha logrado siete goles. Se trata de un jugador muy completo que ha adquirido, sin duda, el punto más alto de su carrera. Puede rematar con acierto, caer a bandas con criterio, así como ganar las espaldas explotando otra jugada típica del Valencia: la conexión larga entre él y Parejo o cualquiera de los dos centrales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.