El religioso Manuel Briñas cometió los abusos en los años 70 cuando era fraile marianista en un colegio de Madrid

La Compañía de María ha anunciado este miércoles que abrirá una investigación sobre los presuntos abusos cometidos por el religioso Manuel Briñas, fundador de la escuela del Atlético de Madrid (y que aparece en la foto de la presentación de Morata con sombrero), y ha pedido perdón a la víctima y su familia. En un comunicado, los conocidos como marianistas se refieren a la información publicada por ‘El País’ según la cual este religioso habría admitido haber abusado sexualmente de un menor de edad cuando era fraile marianista en un colegio de Madrid, hechos que ocurrieron entre los años 1973 y 1975.

Tras expresar su “estupor y consternación”, los marianistas han asegurado desconocer hasta el momento los hechos, han pedido perdón a la víctima y han mostrado su voluntad de “encontrarse con ella, escucharla, pedirle personalmente perdón y ofrecerle ayuda” en la medida de sus posibilidades.

“Nos comprometemos en el total esclarecimiento de lo ocurrido para lo que abriremos una investigación, respetando siempre la voluntad de las posibles víctimas y el derecho de presunción de inocencia, y en función de los resultados se tomarán las medidas oportunas”, han subrayado. Además, han ofrecido su “completa colaboración” con todas las instancias que sean competentes en el asunto.

En el comunicado, los marianistas han pedido a las familias de sus colegios “confianza” en su labor ante la seguridad de que “atajaremos cualquier hecho de este tipo que pudiera surgir y con la tranquilidad de que trabajamos cada día para proteger a los menores y hacer de nuestras escuelas espacios seguros”.

Han asegurado que comparten con el papa Francisco y toda la Iglesia el esfuerzo por “superar las malas prácticas y mentalidades equivocadas” que en el presente o en el pasado han servido para encubrir “estos hechos tan lamentables”.

En declaraciones a ‘El País’, Briñas, que ahora tiene 88 años, y sigue vinculado a la orden y vive en una de sus residencias ha admitido los hechos. “Fueron cosas que sucedieron entonces, un poco raras… Francamente, nunca me lo expliqué”. Asegura en ese sentido que “fue un accidente, recién muerta la mujer con la que me iba a casar y nada más” y que pasó “una vez o dos”. 


Source link

Deja un comentario