Una de cal y una de arena. España cumplirá sus objetivos de deuda, pero la situación es preocupante. El Fondo Monetario Internacional (FMI) espera que el Gobierno español cumpla con su objetivo de deuda pública al cierre de 2018, situado en el 97,6% del PIB, ya que auguró que el endeudamiento español terminará este año en el 96,7% del producto interno bruto.

El pronóstico del Fondo para la deuda española del año 2019, un 95,1% respecto al PIB, también es ligeramente inferior a la meta que se marcó el Gobierno del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, del 95,4%, según los datos del informe fiscal presentado en el marco del encuentro de primavera del FMI.

España, “economía endeudada”

Hasta ahí las buenas noticias. “España es parte de un grupo de economías de Europa que clasificamos como economías endeudadas. Para estas economías, no solo recomendamos que eviten políticas fiscales procíclicas, sino que continúen ajustando sus elevados niveles de deuda, que son fuente de vulnerabilidad”, dijo hoy el director de Asuntos Fiscales del Fondo, el portugués Vitor Gaspar, al presentar el documento.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas españolas cerró 2017 en 1.144.298 millones de euros, equivalente al 98,3% del PIB y dos décimas por encima del objetivo del Gobierno, tras subir en 37.078 millones de euros durante el ejercicio. Según los últimos datos, está en el 99%.

Maurice Obstfeld, economista jede del FMI Maurice Obstfeld, economista jede del FMI (Andrew Harrer / Bloomberg)

El pronóstico del FMI para España llega en una coyuntura global en que la deuda mundial se encuentra en máximos históricos, al alcanzar el 225 % del PIB mundial, superando incluso el pico registrado en 2009, por culpa en gran parte del creciente endeudamiento de China.

La deuda pública juega un papel importante en este aumento global, lo que refleja el colapso económico durante la crisis financiera mundial y la respuesta política, así como los efectos de la caída de 2014 en los precios de las materias primas y el rápido crecimiento del gasto en el caso de los mercados emergentes y los países en desarrollo de bajos ingresos, explicó Vitor Gaspar.

La publicación del informe coincide con la asamblea de primavera del FMI y el Banco Mundial (BM), que se celebra esta semana en Washington y a la que están convocados los ministros de Economía y gobernadores de los bancos centrales de sus 189 países miembros.

Deja un comentario