El exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, encarcelado en la prisión de Estremera desde hace dos meses, tiene pocas probabilidades de ser excarcelado a partir de este jueves, cuando el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, le ha citado a declarar de nuevo para resolver sobre el recurso presentado por su defensa contra su ingreso. Así lo ha trasladado el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, este martes al citar al “entorno” del exvicepresidente.

En declaraciones a RAC1, Sabrià ha comentado que “esperamos tener buenas noticias” al respecto este jueves, “pero no tenemos buenas señales”, ha admitido, puesto que “lo que nos llega del entorno es que todavía no será así y todavía no estará con nosotros un tiempo más”, ha explicado. Y es que “aunque sea algo vergonzante, estamos acostumbrados y no son decisiones judiciales sino políticas”, ha criticado.

El portavoz de ERE admite que la sensación es que pasará en la cárcel algún tiempo más

Las impresiones del dirigente republicano concuerdan con las versiones publicadas por varios medios este martes en las que se indican precisamente las escasas probabilidades de que Junqueras pueda ser excarcelado bajo fianza. Y es que son pocas las ocasiones en que el Supremo revoca su propia decisión por la apelación contra las medidas cautelares ya impuestas. En todo caso, la presencia de Junqueras en la vista de apelación permitirá al líder de ERC hacer cualquier comentario que estime oportuno después de que hayan intervenido la Fiscalía y los abogados y antes de que el juez resuelva el asunto mediante un auto.

Según el criterio establecido por Llarena, su puesta en libertad requeriría un compromiso de cumplimiento de la Constitución, lo cual abriría un escenario completamente distinto entre el independentismo a la hora de investir un nuevo president de la Generalitat ya que Puigdemont permanece en Bruselas sin dar señales claras de querer volver más que su voluntad expresada en campaña electoral.

Según el criterio establecido por Llarena, su puesta en libertad requeriría un compromiso de cumplimiento de la Constitución

Si el juez decide mantenerle en prisión incondicional, Junqueras no podrá estar físicamente en el proceso de constitución del Parlament impuesto por Rajoy para el próximo 17 de enero, ni tampoco para los trámites posteriores, aunque los precedentes judiciales y algún informe jurídico avalan la posibilidad de estar presente en un eventual debate de investidura.

La libertad bajo fianza para Junqueras le permitiría participar de todos los trámites constitutivos y optar a la presidencia de la Generalitat en virtud del plan independentista de restitución del Govern cesado y la imposibilidad de que Puigdemont pueda tomar posesión desde Bruselas. Esta excarcelación obligaría al expresidente huido a Bruselas a volver a España, con lo cual sería inmediatamente encarcelado, y tratar de asumir la presidencia mediante el mismo procedimiento judicial con el que prevé Junqueras estar presente en el debate de investidura en caso de permanecer en Estremera.

Sabrià critica que “las decisiones (de excarcelación) no se toman con criterios judiciales”

En todo caso, Puigdemont sería un president investido y encarcelado inmediatamente después, algo en lo que está por ver si casa con la reclamación de normalidad lanzada este mismo martes por los republicanos y con su voluntad de que haya una legislatura larga, que “supere el umbral de los tres años”, en palabras del portavoz de ERC, Sergi Sabrià.

El dirigente republicano ha recordado que “no sería el primer disgusto que nos llevamos” y que, “lo que nos hace dudar es que las decisiones no se toman con criterios judiciales” porque “la justicia española no es independiente y no es la justicia la que toma las decisiones de quién entra y sale de la prisión” en el caso de los “presos políticos”. Según Sabrià, “las decisiones sobre estos presos -ha precisado- en ningún caso son judiciales, son políticas”, puesto que “nada se ajusta a lo que son procesos judiciales formales”.

Al respecto también se ha referido el exconseller Josep Rull, quien ha defendido que no debería ser normal saber qué decidirá el Supremo sobre las medidas cautelares de Junqueras a través de la prensa. Rull explica en twitter que se enteró desde la prisión mirando La Sexta que seis de los consellers saldrían en libertad y ha apuntado que la cadena de televisión citaba “fuentes bien informadas de Génova”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.