La guerrilla colombiana, que se encuentra negociando con el Gobierno de Juan Manuel Santos en Quito (Ecuador), recordó que hoy vence el cese de hostilidades acordado en octubre pasado pero que busca un consenso para extenderlo.

Este martes 9 de enero vence el cese al fuego bilateral acordado entre el gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). La organización insurgente planteó que está dispuesta a alcanzar un “consenso” para mantenerlo.

La resolución se deberá tomar justo en el inicio de la quinta ronda del diálogo entre las partes para alcanzar una solución pacífica al conflicto. Estas negociaciones se llevan a cabo en Quito, capital de Ecuador.

Previo al inicio de estas reuniones el ELN había planteado su voluntad de mantener la suspensión de las hostilidades. Sin embargo había remarcado que el gobierno venía incumpliendo su palabra al persistir los crímenes contra líderes sociales por parte de paralimitares y el ejército.

“La mayoría de la elite dominante sigue pensando en lucrarse de la guerra“, como se vio en 2017, que fue “un ejemplo trágico, de cómo el régimen fortaleció su máquina de guerra y recrudeció el genocidio de líderes populares que se le oponen”, apuntaron en un comunicado oficial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.