Las Fuerzas Armadas iraquíes han proclamado oficialmente este sábado que el país árabe está “totalmente liberado” del grupo terrorista Estado Islámico, después de que los militares hayan recuperado los últimos bastiones que aún permanecían bajo control de la organización yihadista.

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, ya anunció el 21 de noviembre la derrota militar de Estado Islámico y avanzó que su Gobierno confirmaría la victoria definitiva sobre el grupo extremista después de finalizar la persecución de sus fuerzas, dispersas en el desierto.

Según datos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, los terroristas han perdido en Siria e Irak un 95 por ciento de los territorios que llegaron a controlar a mediados de 2014, cuando autoproclamaron un ‘califato’ que aspiraban a ampliar a otras zonas. El grupo contaría en la actualidad con 3.000 efectivos entre los dos países

El subcomandante de las fuerzas iraquíes conjuntas Abdelamir Yarala, anunció el final de la guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) tras la recuperación de los últimos territorios que los yihadistas controlaban junto a la frontera Siria, en las provincias occidentales de Nínive y Al Anbar.

“Se ha consumado la liberación de todos los territorios de Irak de las bandas de Dáesh (acrónimo en árabe del EI) y nuestras fuerzas controlan las fronteras entre Irak y Siria desde el paso fronterizo de Al Walid, hasta el de Rabía”, dijo Yarala en un comunicado.

El Estado Islámico lanzó en el verano de 2014 una amplia ofensiva en Siria y en Irak, y ocupó una gran parte del territorio iraquí, donde el 10 de junio de ese año se hizo con el control de Mosul, la segunda ciudad del país, y el principal núcleo urbano que cayó en manos de los yihadistas.

Deja un comentario