El centrocampista del filial del Barça se sacó una decena de fotos en la puerta del estadio antes del partido, algo que cada vez pasa menos

 El Barça B ha perdido este domingo en Vallecas ante el Rayo tras un gol de Trejo que dejó en casa los puntos para el equipo madrileño, pero antes del partido Carles Aleñá tuvo un gesto que cada vez vemos menos en el fútbol de primer nivel.

El centrocampista culé al llegar a Vallecas en autobús tuvo el detalle de acercarse a los aficionados del Barça que se daban cita a las afueras del estadio. Antes de entrar al estadio para prepararse para el partido el jugador se sacó una decena de fotos con aficionados.

Un gesto normal pero que para bien o para mal cada vez está menos presente en el fútbol profesional, donde jugadores y afición cada vez parecen estar más alejadas. 

Deja un comentario