El consumo de combustible de automoción ascendió a 2,149 millones de toneladas en febrero, lo que supone un incremento del 3,5% con respecto al mismo mes del año pasado y su décimo mes consecutivo de ascensos, según datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

Este incremento en el mes, que supone el mejor febrero de los seis años precedentes, es fruto de una subida tanto en la demanda de las gasolinas (+3,7%), que se situó en 352.000 toneladas, como del gasóleo de automoción (+3,4%), que ascendió a 1,798 millones de toneladas.

Aumento del 4,8% de la demanda en los dos primeros meses de 2018

En los dos primeros meses del año, el consumo acumulado de carburantes ascendió a 4,355 millones de toneladas, un 4,8% más que en el mismo periodo de 2017. La demanda de gasóleo aumentó un 4,8% y la de gasolinas un 4,6%.

Por otro lado, en el mes de febrero asciende el consumo de todos los grupos de productos: GLP (+1,5%), gasolinas (+3,7), querosenos (+10,5%), gasóleos (+7,8%) y fuelóleos (+11,8%).

En el acumulado anual presentan crecimientos interanuales también todos los grupos de productos, salvo el GLP (-16,7%): gasolinas (+4,6%), querosenos (+5,6%), gasóleos (+4,8%) y fuelóleos (+5,6%).

El consumo de gas natural vuelve a crecer

En lo que se refiere al consumo de gas natural, tras el descenso del mes anterior, vuelve a aumentar en febrero, con un crecimiento del 17,6% con respecto a febrero de 2017, situándose en 34.465 gigavatios hora (GWh).

En el mes aumentaron todos los tipos de consumo: convencional (+16,4%), generación eléctrica (+22,7%) y el GNL de consumo directo (+29,9%).

En el acumulado anual, el consumo de gas natural crece un 2,0%, por los incrementos del consumo convencional (+3,0%) y GNL de consumo directo (+13,0%), mientras que desciende el destinado a generación eléctrica (-5,1%).

Deja un comentario