Salvamento Marítimo ha suspendido la búsqueda del pescador desaparecido desde el pasado domingo en la desembocadura del Ebro, a la altura de Deltebre, por el alto caudal que leva el río Ebro después de las últimas lluvias.

Los altos caudales que registra el río estos días y la consecuente mala visibilidad de sus aguas han sido factores determinantes para que este jueves Salvamento Marítimo no haya destinado sus efectivos a la zona, después que desde el domingo lo haya hecho con un helicóptero y al menos una embarcación.

Ayer miércoles, submarinistas de los Mossos, Bomberos y Guardia Civil intentaron, sin éxito, inspeccionar de nuevo la zona donde el martes se localizó una boya con redes enganchadas, punto en el que se sospecha que podría estar hundida la embarcación de 5 metros de eslora del pescador de 32 años desaparecido.

No obstante, el alto caudal del río y la mala visibilidad impidieron obtener ningún resultado. Este jueves, ya sin los medios de Salvamento Marítimo, buzos de los Mossos intentarán revisar nuevamente la zona, y también la Cruz Roja se mantiene en la zona con su embarcación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.