El profesor Gay de Liébana asegura que si la inflación se animara y la inflación subyacente se reactivara rápidamente, la reacción de los bancos centrales seguramente sería ajustar tipos de interés y políticas monetarias y podría ocurrir que todo esto empezara a bambolearse.

Deja un comentario