El cambio de Gobierno en Andalucía no se da por con el apoyo del pueblo andaluz, es producto del abstencionismo electoral y de las estrategias de los partidos minoritarios.

El escenario político de Andalucía que ocupa la mayoría de titulares de los diarios en España, por cuanto los resultados electorales al Parlamento de Andalucía 2018, que se llevaron a cabo el 2 de diciembre de 2018 han causado revuelo, debido a la entrada del partido de extrema derecha Vox,el cual obtuvo 12 escaños.

Desde que se conocieron estos resultados el PP-A y C’s han estado en constante negociaciones hasta llegar al pacto que incluye la participación de Vox, aun cuando Ciudadanos no quiere aceptar que para obtener la presidencia del Parlamento andaluz requiere inevitablemente de los votos del partido que lidera Santiago Abascal.

No obstante, analizando los resultados obtenidos por las distintas fuerzas políticas en las elecciones de pasado 2 de diciembre, se puede concluir que estas se enmarcaron en el abstencionismo, el cual tuvo un record del 41,53%. Un número que demuestra la apatía participativa del pueblo andaluz. Situación que perjudico al PSOE y que se debe corregir en futuras elecciones.

En los resultados también se debe analizar que los andaluces no votaron por un gobierno de cambio, es decir, dominado por los partidos de derecha, centro-derecha y extrema derecha, que buscan terminar con las políticas sociales que se desarrollan en el territorio andaluz. En este sentido, Vox en su programa electoral propone la eliminación del PER, reducir los cargos públicos, suprimir agencias, observatorios e institutos y el cierre del Canal Sur.

Solo el 28,68% de los andaluces apoyan el cambio de gobierno en Andalucía, el cual está representado por Ciudadanos que obtuvo el 10,48% y siendo la tercera opción presidirá el Parlamento Andaluz. Asimismo, el PP obtuvo el 11,90% de los votos y presidirá el Gobierno Andaluz, aun cuando la organización política que más votos obtuvo en las elecciones fue el PSOE.

Es por ello, que le PSOE debe establecer medidas que le permitan contrarrestar los niveles altos de abstencionismo, que lideraron las elecciones del Parlamento de Andalucía, en mira a los próximos procesos electorales que se llevaran a cabo, el próximo año. Con el fin de evitar, las estrategias o alianzas políticas de los las demás organizaciones políticas que son minoría dentro del electorado.

Deja un comentario