EL POLITIKO

SIN CENSURA

El calendario para la investidura tras la constitución del Parlament

Las atípicas elecciones catalanas del 21 de diciembre aún dejan situaciones anómalas, como es el hecho de que el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, -y no el presidente de la Generalitat- haya sido el encargado de anunciar la fecha prevista para la constitución del Parlament de Catalunya: el 17 de enero. Un anuncio hecho en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y que abrirá el engranaje para la investidura del nuevo president y Govern.

El Ejecutivo central contaba con un margen de hasta 20 días hábiles para constituir la Cámara catalana tras los comicios del 21-D, lo que situaba la apertura de la legislatura para el 23 de enero. Sin embargo, Mariano Rajoy no ha querido consumir los tiempos y ha adelantado la constitución del Parlament al miércoles 17 de enero.

Las incógnitas de la sesión constitutiva

Es aquí cuando se empezarán a desvelar las primeras incógnitas que se ciernen sobre la XII legislatura catalana, dado que los diputados electos deberán tomar su acta para acceder a su condición de parlamentarios. Un trámite que en esta ocasión coge relevancia dado que Junts per Catalunya y ERC cuentan con cinco miembros en Bruselas -Carles Puigdemont, Clara Ponsatí, Lluís Puig, Toni Comí y Meritxell Serret- y tres más en prisión preventiva -Jordi Sànchez, Joaquim Forn y Oriol Junqueras.

Los diputados electos pueden designar a una persona para que les coja el acta de diputado, aunque lo que no se puede delegar es el voto, por lo que en el caso de los ocho ex miembros del Govern desplazados en Bruselas o en cárceles madrileñas tomaran acta de diputado y no pudieran acceder después al Parlament, las fuerzas independentistas perderían su mayoría absoluta. La otra alternativa es que cedan su posición y entren en su lugar los siguientes nombres de las listas de JxCat y ERC.

Elección de la Mesa y la presidencia del Parlament

En todo caso, el 17 de enero se constituirá el Parlament en una sesión en la que más allá de definir los 135 diputados de la XII legislatura, se designará la Mesa del Parlament y la presidencia del hemiciclo. Aquí aparecen nuevos interrogantes, dado que Cs ha pedido la presidencia de la Cámara como fuerza más votada el pasado 21-D, aunque la correspondencia con los diputados permite que los independentistas elijan a Carme Forcadell o su sucesor y copen cuatro de las siete butacas de la Mesa -Cs (2), JxCat (2), ERC (2) y PSC (1). Un esquema, aún así, sujeto a cambios a partir de las negociaciones entre partidos.

El primer debate de investidura será el 31 de enero y precisa mayoría absoluta; el segundo, el 2 de febrero y mayoría simple

La figura del presidente del Parlament cobrará protagonismo durante los siguientes diez días hábiles, durante los cuales se debe reunir con miembros de las formaciones con representación parlamentaria para acabar proponiendo un candidato a la investidura. De este modo, el debate de investidura se llevaría a cabo, en primera sesión, el miércoles 31 de enero.

Al final de la sesión de investidura -en la que el candidato a presidente de la Generalitat debe defender su programa de gobierno en el hemiciclo- se procederá a la primera votación, que para salir adelante tiene que alcanzar la mayoría absoluta. Es decir, 68 de los 135 diputados. El presumible candidato que presente JxCat o ERC (66 escaños entre las dos fuerzas) sólo saldría aquí investido con el voto favorable de la CUP (4 diputados).

En caso negativo, se celebra un segundo debate de investidura en el plazo de dos días -viernes 2 de febrero. Una sesión que suele ser más breve y en la que el candidato a la investidura necesita mayoría simple, más votos a favor que en contra. En el supuesto de un candidato independentista de JxCat o ERC, bastaría con la abstención de la CUP para proclamarlo nuevo presidente de la Generalitat.

Dos meses para buscar un acuerdo antes de disolver el Parlament y convocar automáticamente nuevas elecciones

Si de la segunda sesión de investidura tampoco surge el nuevo president, el Parlament abre un plazo máximo de dos meses -que culminaría el 2 de abril- para proseguir las negociaciones a la búsqueda de un jefe de Ejecutivo. Este escenario ya se produjo en la pasada legislatura, cuando las negociaciones sobre la investidura de Artur Mas se prolongaron hasta la fecha límite, cuando acabo siendo investido, en su lugar, Carles Puigdemont.

A lo largo de este plazo, se pueden realizar los debates de investidura que se convenga. En el caso de agotarse el tiempo sin investidura exitosa, el Parlament quedaría automáticamente disuelto y se abriría un nuevo proceso electoral con nuevos comicios al cabo de entre 40 y 60 días, a finales de mayo o durante el mes de junio, según establece el artículo 67.3 del Estatut de Catalunya. Si como es habitual, la convocatoria electoral se produce en un plazo de 54 días, las siguientes elecciones serían el 15 de junio. El reloj de la XII legislatura del Parlament de Catalunya ya está en marcha.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.