Un banco de la eurozona está por debajo de los requisitos de capital fijados por el Banco Central Europeo, lo que significa que es posible que se le pida que no reparta rebajar primas, dividendos y cupones, según ha informado la entidad, en un comunicado, en el que no menciona el nombre del banco en cuestión.

En su análisis anual del proceso de evaluación y revisión supervisora (SREP por sus siglas en inglés) bajo su faceta como supervisor único, el BCE calcula que la exigencia media de capital básico entre las entidades será del 10,6%, incluyendo colchones sistémicos de capital, frente al 10,4% del pasado ejercicio.

La revisión muestra que la iniciativa de tres años del BCE para conseguir que los bancos retengan más capital y saneen sus balances está dando frutos pero que algunas debilidades se mantienen, particularmente en el caso de las entidades con altos niveles de préstamos con impago.

Según la autoridad monetaria de la Eurozona, la mayoría de los bancos bajo su supervisión retienen significativamente más capital que el mínimo estipulado. Un banco, sin embargo, se quedó por debajo del límite y otro estaba apenas por encima.

Además, el BCE espera pedir a cuatro bancos a retener capital adicional para hace frente a eventuales problemas d liquidez.

El año anterior, cinco bancos se quedarone por debajo del umbral mínimo. Dos de estos, los italianos Banca Popolare di Vicenza y Veneto Banca, colapsaron más tarde.

La revisión se basa en los resultados de los bancos a finales de junio, lo que significa que las entidades ya podrían haber resuelto sus problemas. El italiano Carige, por ejemplo, está completando un aumento de capital de 500 millones para cumplir con los requisitos de capital del BCE.

El BCE advierte de que el persistente periodo de bajos tipos de interés presiona los márgenes de las entidades y desafía su capacidad de generar beneficios, señalando que desde la creación del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) se mantiene estable en 7 entidades el número de bancos no rentables.

No obstante, el BCE destaca que un total de 24 entidades de 12 países diferentes han demostrado un relativamente buen nivel de rentabilidad en los tres últimos ejercicios.

Por otro lado, la institución señala que, a pesar de la reducción observada en el volumen de préstamos dudosos durante el último año, el nivel de estos créditos improductivos en la eurozona “sigue siendo sustancial”, advirtiendo de que, aunque las condiciones económicas y fiscales en la eurozona han mejorado “algunos países todavía tienen problemas de sostenibilidad de la deuda”, lo que les hace vulnerables a un potencial repunte del coste de financiación de los bonos en los mercados.

“Esto es particularmente relevante frente a niveles históricamente altos de incertidumbre geopolítica que podrían provocar un repentino cambio en la valoración del riesgo en los mercados financieros”, apunta la entidad.

Deja un comentario