El Ayuntamiento de Barcelona colgará este jueves un lazo amarillo en la fachada “para reclamar la libertad de los políticos” y en apoyo a sus amigos y familiares, ha informado el consistorio en un comunicado.

El pasado 2 de noviembre el Ayutamiento desplegó una pancarta en la fachada que reclamaba la libertad de los “presos políticos”, pero la Junta Electoral ordenó retirarla a principios de diciembre, al igual que al resto de municipios catalanas, por la campaña electoral de los comicios catalanes del 21 de diciembre.

Pasadas las elecciones, el Ayuntamiento ha decidido “de acuerdo con los grupos políticos directamente afectados” colgar el lazo amarillo, símbolo para reclamar la excarcelación de los presos, hasta que queden en libertad Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, porque considera que se está abusando de la prisión preventiva. Los dos exconsellers están en prisión desde el 2 de noviembre, mientras que los líderes de las entidades soberanistas lo están desde el 16 de octubre.

El 17 de octubre se hizo una declaración conjunta de los grupos BComú, Demòcrata, ERC, CUP y el concejal no adscrito Gerard Ardanuy que suspendió la actividad institucional ese mismo día y el siguiente. Y además de colgarse la pancarta el 2 de noviembre, la alcaldesa, Ada Colau, hizo una declaración institucional para pedir la liberación y para convocar el día 3 un pleno extraordinario, donde se hizo otra declaración institucional en el mismo sentido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.