El abogado Julio Senn, socio director del despacho Senn Ferrero que asesoró al delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo, ha sido citado a declarar este viernes en calidad de investigado por colaborar en el fraude fiscal imputado al jugador del ejercicio 2014.

Según confirman fuentes jurídicas a La Vanguardia, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) ha cambiado la condición de testigo a investigado, tal y como había sostenido desde el principio la Fiscalía. Estas fuentes aseguran que la Abogacía del Estado, en representación de la Agencia Tributaria, apoyó también este cambio de condición.

Senn está siendo investigado por ser la persona que entregó la declaración de la renta de Ronaldo ante Hacienda del ejercicio 2014, investigado por fraude fiscal. Concretamente, al futbolista se le persigue por un presunto fraude de 14,7 millones de euros entre 2011 y 2014.

Según la Fiscalía y la Abogacía del Estado, unos meses antes de fichar por el Real Madrid (2009), Ronaldo habría simulado ceder sus derechos de imagen a la sociedad Tollin Associates LTD, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas y de la que era socio único, “con la intención de obtener un beneficio fiscal ilícito cuando llegara a España”.

Pendiente de un pacto

Esta sociedad cedió la explotación de sus derechos de imagen a otra sociedad en Irlanda, Multisports&Image Management LTD, que, según recoge la Fiscalía en su denuncia, era la que “efectivamente” gestionaba esos derechos. De este modo, considera que la sociedad de las Islas Vírgenes era en realidad “una pantalla” sin actividad alguna y con la única finalidad de “ocultar a la Administración Tributaria la totalidad de los ingresos obtenidos por el denunciado por la explotación de su imagen”.

La defensa de Cristiano Ronaldo está alegando en el proceso penal que no hay delito fiscal sino una discrepancia con Hacienda. Por eso, va a intentar que desde el fisco se replanteen la situación.

Por ahora, mientras lucha por un cambio de criterio, ha optado por no llegar a ningún acuerdo para fijar una multa y reconocer una pena. De los cuatro ejercicios fiscales, si finalmente pacta una pena, el criterio que se está siguiendo por Hacienda para el resto de futbolistas investigados es seis meses por cada delito agravado, lo que en su caso serían cuatro delitos por cada ejercicio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.