El Tribunal Supremo, que ha absorbido el grueso de la investigación por el procés hacia la declaración unilateral de independencia, afronta un comienzo de año clave para el futuro judicial de sus principales impulsores.

El magistrado del Supremo Pablo Llarena tiene previsto interrogar en las próximas semanas a los líderes de la supuesta conspiración antes de, eventualmente, procesar por rebelión y otros delitos a la mayoría de los imputados.

Pero antes, el jueves 4 de enero, la Sala de lo Penal del Tribunal resolverá el recurso presentado por el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras contra su ingreso en prisión preventiva. Su hipotética puesta en libertad condicional -que, según el criterio establecido por Llarena, requeriría un compromiso de cumplimiento de la Constitución- abriría un escenario completamente distinto entre el independentismo a la hora de investir un nuevo presidente de la Generalitat.

De la Audiencia Nacional al Tribunal Supremo

La investigación iniciada en el juzgado número 13 de Barcelona, que fue clave para algunos de los hechos judiciales del caso (como el registro de la sede de la Conselleria de Economia y los disturbios ocurridos contra la comitiva judicial el pasado mes de septiembre), va a pasar a manos del Supremo. También la mayor parte de la causa que siguió contra el Govern la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha caído en manos del magistrado del Supremo Pablo Llarena.

Más aún si tenemos en cuenta el escrito que la fiscalía presentó el pasado 22 de diciembre, cuando le pidió al juez del Supremo que cite como investigados en la causa abierta por rebelión al exmayor de los Mossos Jose Lluis Trapero y a Josep María Jové, número dos de Oriol Junqueras, y al que se le intervino el documento Enfocats sobre la hoja de ruta independentista.

La estrategia independentista del documento EnfoCats

La Fiscalía, que reclama en su escrito que el Supremo se haga con la investigación a Trapero que quedó en la Audiencia Nacional, considera al exmayor el mando de la fuerza armada para alcanzar la independencia y cree que tanto él como Jové son los ejes centrales de la organización del procés”.

Además del documento EnfoCats, que contenía toda la estrategia teórica del llamado procés hacia la declaración unilateral de independencia, a Jové se le incautó una agenda que recoge hechos concretos con personas identificadas como protagonistas.

Estos y otros indicios figuran en los informes que la Guardia Civil entregó recientemente a Llarena, informes que dibujan el núcleo central del relato de hechos y sus protagonistas en torno al cual el magistrado y los fiscales tienen previsto desarrollar una instrucción que pasará necesariamente por el interrogatorio de la gran mayoría de los implicados.

Junqueras, Forn, Sànchez y Cuixart siguen en prisión preventiva Junqueras, Forn, Sànchez y Cuixart siguen en prisión preventiva (EFE)

Junqueras, Forn, Sànchez y Cuixart están citado a principios de enero para que se evalúe si deben seguir en prisión preventiva

Se trata de un grupo de 28 personas, un colectivo en el que destacan el expresidente del Govern Carles Puigdemont, desplazado a Bélgica junto a cuatro exconsellers imputados y el exvicepresidente Oriol Junqueras. Junto a ellos, también es reseñable la implicación de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

El magistrado considera claves también al exconseller de Interior, Joaquim Forn, y a los líderes independentistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, todos ellos en prisión preventiva. Los tres están citados para declarar el día 11 de enero.

Al grupo de imputados se han sumado recientemente el expresident Artur Mas, Marta Rovira (ERC), Anna Gabriel (CUP), Mireia Boya (CUP); Marta Pascal (PDeCAT), y a la presidenta de la Associació de Municipis per la Independència, Neus Lloveras. Pero antes de que declaren ellos fuentes fiscales consideran esencial la comparecencia de Trapero y Jové. La decisión sobre cuándo se producirá es el próximo paso que se espera de Llarena.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena acordó ampliar la investigación que sigue por un posible delito de rebelión en el 'procés' independentista a Mas, Rovira, Gabriel, Boya, Pascal y Lloveras El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena acordó ampliar la investigación que sigue por un posible delito de rebelión en el ‘procés’ independentista a Mas, Rovira, Gabriel, Boya, Pascal y Lloveras (EFE)

Posibles nuevas diligencias antes de que se abra el juicio

Además de estas comparecencias, el Ministerio Público ha pedido también al juez que cite a declarar a todos los miembros del Govern cesado, tanto a los que comparecieron en su día ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela como a los otros.

La Fiscalía ha solicitado además que el Supremo pida al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) y al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona las actuaciones que han llevado a cabo para frenar el proceso independentista en Catalunya.

De este modo, es cierto que el instructor del caso por el procés en el Supremo y los fiscales que ejercen la acusación tienen claro ya los elementos centrales de la causa. Ahora bien, eso no supone que el auto de procesamiento esté ya escrito, ni tampoco que se haya llegado al final de la investigación.

Antes al contrario: los nuevos interrogatorios a los implicados serán imprescindibles y a ellos podrían sumarse nuevas diligencias que puedan derivarse de sus comparecencias o de otros elementos de la investigación.

Así, aunque el comienzo del juicio podría estar acercándose, no es posible decir cuándo considerarán las partes y el magistrado que ha llegado el momento de la verdad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.