El 61% de los escoceses rechaza la independencia de Reino Unido

[ad_1]

Sturgeon impulsará un segundo referéndum de independencia antes de 2021

El 61 % de los ciudadanos rechazaría la independencia de Escocia del Reino Unido si se celebrase ahora un nuevo referéndum, según ha revelado este viernes una encuesta realizada por la firma demoscópica Survation.

El sondeo, encargado por la organización contraria a la separación ‘Escocia en la Unión’ y realizado entre el 18 y el 23 de abril entre 1.012 adultos, reveló que tan solo el 39 % apoyaría la creación de un estado independiente.

Respecto a los planes que la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, anunció el pasado miércoles de convocar una consulta antes de que finalice la legislatura en 2021, el 34 % se mostró en contra de volver a las urnas.

El 21 % secunda la propuesta de celebrar un referendo en los próximos dos años, el 17 % quiere que tenga lugar pero no dentro de los próximos diez años, el 10 % ve bien que se convoque dentro de dos a cinco años, el 9 % en los próximos cinco a diez años y el 8 % no se posicionó.

Respecto a las posibles consecuencias económicas que se podrían derivar del abandono del Reino Unido, el 43 % opinó que esto tendría mayores efectos que el “brexit”, frente al 30 % que declaró que no sería peor que lo que puede provocar salir de la Unión Europea. Para el 14 % no sería “mejor ni peor” y el 13 % dijo que no lo sabía.

Pamela Nash, directora ejecutiva de “Escocia en la Unión”, afirmó que los resultados del estudio “muestran que Nicola Sturgeon se niega a escuchar a la gente de Escocia”.

“Es un golpe de martillo para el Partido Nacionalista Escocés (SNP) porque solo una quinta parte de los votantes quiere un segundo referéndum de independencia en dos años y más de la mitad dice que no debería haber uno durante al menos una década”, señaló.

Para el vicepresidente del SNP, Keith Brown, los datos reflejan que “casi dos tercios de los ciudadanos respaldan otro referéndum y que la mayoría piensa que Escocia estaría mejor o no estaría peor con la independencia”.

Sturgeon anunció esta semana su intención de impulsar una nueva consulta, tras la que el país celebró en 2014 y que se saldó con el 55 % de escoceses en contra de la separación.

La líder nacionalista citó el “brexit” como el detonante de su decisión, y destacó que la independencia es la única opción para poder mantener el “lugar” de Escocia “en Europa”, después de que el 62 % optase por la permanencia en el referéndum de 2016.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario