Las grandes urbes están librando una batalla contra la polución. De ahí que vayan tomando medidas con el objetivo de reducir las emisiones nocivas que expulsan los vehículos por el tubo de escape. Madrid y Barcelona ya pusieron en marcha una normativa que restringe la circulación de los automóviles y las furgonetas más contaminantes durante los días con un mayor nivel de polución. Y, a partir del próximo mes de diciembre, la Ciudad Condal hará lo mismo con las motocicletas y ciclomotores.

El sistema para hacer la criba será igual que el utilizado en los vehículos de cuatro ruedas, por lo que se basará en las etiquetas medioambientales que utiliza la Dirección General de Tráfico (DGT) para clasificar a los vehículos según su nivel de contaminación. Estas pegatinas para las motos se pueden adquirir desde hoy mismo en las oficinas de Correos por un precio de cinco euros.

Las motos más contaminantes tendrán prohibido el paso en determinadas zonas de Barcelona Las motos más contaminantes tendrán prohibido el paso en determinadas zonas de Barcelona (Ana Jiménez)

El consistorio catalán restringirá la circulación a las motocicletas y a los ciclomotores más contaminantes dentro de la Zona de Bajas Emisiones Rondas Barcelona durante los episodios de alta contaminación ambiental por dióxido de nitrógeno (NO2). La limitación estará activa los días laborables, de lunes a viernes, de siete de la mañana a ocho de la tarde.

Los ejemplares afectados por este reglamento son aquellos que, por su elevado nivel de emisiones (matriculados antes de 2003), carecen del distintivo de la DGT. Y no son pocos, ya que, según datos de este organismo, el 40% de los vehículos de dos ruedas motorizados que se mueven por la capital catalana no disponen de la pegatina.

Otro 40% de las motos y ciclomotores pertenecen a la categoría C (fabricados bajo la normativa de emisiones Euro4 y Euro3), un 19 % a la B (Euro2) y un solo un 1% tiene el distintivo Eco (eléctricas con una autonomía inferior a los 40 km) y Cero Emisiones (eléctricas con una autonomía superior a los 40 km). En la web de la DGT se puede consultar qué distintivo tiene un vehículo con solo introducir el número de matrícula.

Sólo un 1% del parque de motos barcelonés es eléctrico Sólo un 1% del parque de motos barcelonés es eléctrico (Kim Manresa)

Aunque la colocación de la etiqueta adhesiva es voluntaria, del mismo modo que a los coches, se recomienda engancharla en un lugar visible del vehículo para facilitar la identificación por parte de los agentes de la Guardia Urbana y beneficiarse así de las ventajas previstas en relación a la movilidad o el aparcamiento. De esta manera, se evita que los agentes paren el vehículo para comprobar su clasificación a partir de la matrícula.

En relación a los vehículos censados en la ciudad de Barcelona, en 2016 (946.914 vehículos) las motocicletas representan el 23% y los ciclomotores el 6% del total. Según el último Informe de Movilidad 2016, el 48,8% de los desplazamientos en vehículo privado dentro de Barcelona y el 14,7% de los desplazamientos de Barcelona hacia otras poblaciones se hacen en motocicleta.

Deja un comentario