La estabilidad del pie es la base del movimiento. Trabajando bien esta zona del cuerpo ganarás en fuerza y energía, logrando un mayor equilibrio. La entrenadora Lydia Delgado te enseña varios ejercicios que te ayudaran a ello.

Puedes empezar moviendo cada uno de tus dedos para calentarlos un poco antes de elevar una de tus piernas poniéndote a la pata coja. Es importante que repartas bien el peso. Son ejercicios muy sencillos que a la larga mejoraran notablemente tu vida.

Deja un comentario