En el estado estadounidense de Nueva Jersey, decenas de personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares durante una tormenta de nieve después de que una fuga de monóxido de carbono causara la muerte de una adolescente de 13 años y la intoxicación de al menos 41 personas. Tres de los familiares de la menor se encuentran en estado crítico.

La fuga del gas venenoso tuvo lugar en un edificio donde hay 12 apartamentos, informan medios locales. Entre las 41 personas intoxicadas se encuentran 27 policías. La causa de la fuga se está investigando.

Aproximadamente 400 personas mueren anualmente en EE.UU. como consecuencia de la exposición al monóxido de carbono, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de ese país. En ocasiones el origen de las fugas son radiadores portátiles.

Los síntomas de envenenamiento por monóxido de carbono pueden incluir náuseas, dificultad para respirar y otros síntomas similares a los de la gripe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.