La embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, ha afirmado en un comunicado este jueves que existe el peligro de que se desarrolle en Irán un escenario como el de Siria y ha llamado a poner fin a la represión de las manifestaciones callejeras.

La embajadora de EE.UU. en la ONU, Nikki Haley.

“El mundo ha sido testigo de los horrores que tienen lugar en Siria, los cuales comenzaron después de que el sangriento régimen negara el derecho de su pueblo a la protesta pacífica. No debemos permitir que esto suceda en Irán”, ha señalado Haley.

Su declaración se produce en vísperas de la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU convocada por la iniciativa de EE.UU., que abordará el tema de las protestas callejeras iraníes y se celebrará este 5 de enero a las 20.00 (UTC).

“Se permiten las protestas, si no hay violencia”

Cabe mencionar que el 31 de diciembre, el presidente de Irán, Hasán Rohaní, declaró que el pueblo iraní es libre de expresar sus críticas contra el Gobierno y de protestar conforme a la Constitución y los derechos civiles, siempre que la protesta no desemboque en violencia.

Protestas en Los Ángeles, California (EE.UU.) en apoyo a los manifestantes antigubernamentales en Irán.

“Un punto debe quedar claro para todos: Irán es una nación libre y, según nuestra Constitución, el pueblo tiene pleno derecho a expresar su crítica e incluso a protestar. Pero debemos ser conscientes de que las críticas y protestas deben realizarse de tal forma que resulte en una mejora de la situación del país”, subrayó el presidente iraní.

No obstante, para Haley la situación en el país persa está afectando a “los derechos humanos del pueblo iraní, así como al tema de la paz y la seguridad internacionales”.

“EE.UU. intenta aprovecharse de las protestas en Irán”

Por su parte, Rusia opina que EE.UU. intenta aprovecharse de las tensiones en el país con el objetivo de tratar de desestabilizar el Plan de Acción Integral Conjunto, concertado en 2015 entre Teherán y el sexteto de negociadores internacionales.

Los procesos internos en Irán, igualmente que en cualquier otro país, no tienen relación con las funciones fundacionales  del Consejo de Seguridad

Se trata de un “intento deliberado de desestabilizar y socavar el apego de la comunidad mundial” al mencionado acuerdo nuclear con Irán, afirmó este jueves el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov.

Asimismo, la Cancillería rusa criticó las injerencias de EE.UU. en los asuntos de política interna de Irán y sus intentos de influir en la situación a través del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Los procesos internos en Irán, igual que los de cualquier otro país, no tienen relación con las funciones fundacionales del Consejo de Seguridad”, indicó Riabkov en referencia a lo estipulado en la Carta de la ONU.

El vicecanciller ruso se mostró seguro de que el país persa “podrá superar las dificultades actuales y salir del momento corriente más fuerte y como un socio de confianza en la solución de distintos problemas”, a pesar de “los múltiples intentos de tergiversar la naturaleza de lo que está pasando” en Irán.

• Las protestas iniciadas el 28 de diciembre de 2017 en las principales ciudades iraníes se han cobrado la vida de al menos veinte personas, entre manifestantes y policías.
• Según varios medios, cerca de 450 manifestantes han sido detenidos en la capital.
• El foco original de las protestas fue la ciudad de Mashhad, al noreste del país.
• Al mismo tiempo, los medios de comunicación oficiales del país persa informaron que las fuerzas de seguridad habían repelido varios intentos de manifestantes de tomar el control de estaciones de Policía y bases militares.
• Se detalla que los individuos que protagonizaron estos asaltos estaban armados.
• EE.UU. en repetidas ocasiones anunció su apoyo a los manifestantes de Irán.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.