El viaje a África realizado por Aida Domenech, Dulceida en internet, y su esposa Alba Paul, ha desatado una oleada de críticas en las redes que prometen generar polémica. La pareja ha viajado al continente africano para promocionar unas becas para estudia inglés pero la atención se la han llevado unas fotos en las que la influencer y su pareja han desatado la ira de los usuarios de las redes sociales.

Dulceida y Aba Paul han estado en Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, visitando diferentes poblados y conociendo a sus habitantes y, como suele ser habitual en sus escapadas por el mundo, lo han ido narrando todo a través de sus redes sociales.

Esta foto publicada en Instagram donde se ve a Alba Paul tomándose un baño ha sido el detonante de decenas de críticas a través de todas las redes sociales. ¿El motivo? Pues que la zona de África donde se encuentran está padeciendo la peor sequía de su historia y desde principios de año se ha limitado el uso del agua en acciones tan cotidianas como tirar de la cadena del wc o lavarse el pelo.

Ciudad del Cabo es la primera ciudad del mundo que se está quedando sin agua y por eso el consumo de este bien tan preciado debe ser restringido. La foto publicada por la esposa de Dulceida ha sido, en opinión de muchos, desafortunada y poco respetuosa con la situación por la que pasa el país.

Pero la polémica por el agua no es la única protagonizada por la pareja de influencers. El otro foco de críticas ha venido dado por una imagen compartida por Dulceida en su Insta Stories donde vemos a un grupo de niños africanos llevando unas gafas de Miss Hampstons con su nombre serigrafiado que ella misma le había regalado.

“¡Una hora con ellos no ha sido suficiente! Feliz por haberlos hecho sonreír”, escribía Dulceida y añadía: “Ahora tienen nuestras gafas de recuerdo, yo sus sonrisas y el tiempo con ellos”.

Foto compartida por Dulceida en Insta Stories Foto compartida por Dulceida en Insta Stories (Instagram)

La evidente situación de pobreza en la que viven los niños que aparecen en la foto publicada por Dulceida en Instagram ha hecho que quienes la han visto hayan saltado a criticar la actuación de la influencer.

Los comentarios negativos (y algunos insultantes) no han tardado en aparecer tanto en Twitter como en Instagram donde la acción con las gafas, con tintes promocionales, no ha sido bien vista.

Esta polémica no ha hecho más que dar pie a que surgiesen otros comentarios que critican el estilo de vida de los influencers quienes viven de su imagen en las redes sociales. “Hola, niñicos negros. Soy Dulceida y vengo a traeros algo para que por fin os podáis llevar algo a la boca: ¡Mi nueva línea de gloss!”, es un ejemplo de los mensajes irónicos que se han podido leer en Twitter.

Y ha sido precisamente a través de esta red donde Dulceida ha querido dar respuesta a todas estas críticas, aunque tal vez su mensaje, en vez de atajar la polémica, no haga más que avivarla… Con cinco puntos bien definidos, la influencer a mandado instrucciones precisas a sus haters para que dejen de criticar cada uno de sus movimientos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.