El mundo de los influencers es un universo de ensueño para muchos adolescentes que admiran la perfección de esas vidas. Sin embargo, no todo lo que se ve es real. Dulceida, la it girl por excelencia de nuestro país, acaba de confesar que ella, como cualquiera de nosotros, retoca sus fotos para que queden impresionantes y además ha publicado en Instagram unos ejemplos de la misma imagen con y sin edición.

Lo que ha confesado Dulceida es, al fin y al cabo, la práctica más extendida en redes sociales, sobre todo en aquellas en las que la imagen es el contenido principal como ocurre con Instagram. Porque la verdad es esta: para que las fotos queden así de perfectas, necesitan retoques.

Olvidándonos de los filtros que vienen por defecto en Instagram o en nuestro propio móvil, existen además aplicaciones dedicadas al retoque fotográfico donde puedes hacer virguerías: desde ponerte los dientes blanco nuclear hasta cambiarte el color de ojos, pasando por añadir contenido fantasía al escenario de la imagen o eliminar contenido no deseado de esta.

Dulceida ha revelado a través de su Insta Stories que su mujer, Alba Paul, es la encargada de realizar la edición de las imágenes que la instagramer publica en su perfil y ha querido ejemplificar dicha labor con este ejemplo.

Foto de Dulceida sin retoque Foto de Dulceida sin retoque (Instagram)

En la foto vemos a Dulceida posando y, si nos fijamos bien, veremos un cesto en el suelo. Pues bien, la influencer no quería que este objeto apareciese en la imagen así que tiró de programas de retoque fotográfico para eliminarla.

El resultado es la misma fotografía simplemente que sin cesto. Eso sí, con la gracia que le caracteriza, Dulceida ha hecho evidente un detalle que también se le ha olvidado editar: las cintas que hay en el vestido y que sirven para colgar las prendas de ropa en las perchas.

Foto de Dulceida con retoque Foto de Dulceida con retoque (Instagram)

Dulceida hace esta confesión entre risas después de haber protagonizado una gran polémica por su viaje a Sudáfrica y recibir fuertes críticas por su comportamiento en el continente vecino.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.