La semana Santa ha dejado un trágico balance en la Alta Garrotxa: dos excursionistas han perdido la vida en dos accidentes independientes en apenas 48 horas. Los Bomberos de la Generalitat han encontrado esta tarde el cuerpo sin vida de una mujer en la zona de la Font del Sant, en Montagut i Oix (Alta Garrotxa). Sus restos no han podido ser recuperados aún debido al difícil acceso en el que se encuentra, al fondo de un risco. En otro incidente en la misma zona, un escalador de 53 años que había sido rescatado esta tarde en Castellot de Beuda ha muerto mientras estaba siendo trasladado al Hospital Josep Trueta, según han informado fuentes hospitalarias.

El cuerpo de la mujer ha sido hallado alrededor de las seis de la tarde y todo indica que se podría tratar de la excursionista desaparecida desde domingo en la zona de Sadernes. Ocho dotaciones de los Mossos d’Esquadra y ocho más de los Bomberos de la Generalitat -incluido un helicóptero del GRAE-, buscaban una mujer de 43 años que había ido a hacer una ruta de montaña con su pareja.

El hecho que el lugar en el que se encuentra el cadáver sea muy abrupto y las pocas horas de luz que quedaban para poder trabajar con los medios aéreos han obligado a posponer la recuperación de los restos hasta mañana por la mañana. El jefe de guardia de los Bomberos, Ferran Garcia, ha explicado que el barranco mide “más de treinta metros” y no se podía llegar con la grúa.

Los Mossos creen que el cadáver corresponde a la mujer que desapareció el domingo mientras hacía acampada con su pareja

La principal hipótesis que contemplan los Mossos es que la víctima sea la mujer de 43 años y vecina de Girona que desapareció domingo. La autopsia determinará con más exactitud la causa y las circunstancias de la defunción. Ella y su pareja estaban haciendo una ruta con acampada por la Alta Garrotxa. El domingo salió de la tienda de campaña y ya no volvió, según ha explicado su acompañante. El aviso se dio alrededor de las cinco y media de la tarde y cuando se activó la investigación.

La pareja hacía noche en la zona de la Font del Sant, un espacio llano a pesar de estar dentro de la zona de relieve abrupto de la Alta Garrotxa. “En el risco donde habría ido a parar es de una orografía que cada vez va teniendo más pendiente”, ha explicado Garcia. Antes del cuerpo, el dispositivo de investigación ya había encontrado una mochila roja y un pañuelo de cuello que pertenecían a la mujer desaparecida desde el domingo.

Las tareas de rescate del cadáver obligarán inicialmente a moverlo de la zona donde lo han encontrado porque el helicóptero ahora no puede llegar. Ocho dotaciones de los Mossos d’Esquadra y ocho más de los Bomberos han trabajado en la investigación de la persona desaparecida desde este domingo.

El escalador había resultado herido al desprenderse una roca y falleció durante el traslado al hospital

El escalador rescatado esta tarde por los Bomberos de la Generalitat en Castellot de Beuda (Garrotxa) ha muerto mientras estaba siendo trasladado al Hospital Josep Trueta, según han informado fuentes hospitalarias. El hombre, de 53 años, había resultado gravemente herido al desprenderse una roca al Castellot de Beuda, en la zona del río.

El aviso del accidente se recibió a las 11.39 horas y al lugar se desplazó un helicóptero con efectivos del Grupo de Actuaciones especiales (GRAE) de los Bomberos de la Generalitat, así como otro helicóptero y una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y dos patrullas de los Mossos d’Esquadra.

El montañero accidentado presentaba heridas graves en una pierna y en el momento en que iba a ser trasladado a un centro hospitalario entró en parada cardiorespiratoria.

Los sanitarios del SEM le realizaron entonces las maniobras de reanimación cardiopulmonar y consiguieron estabilizarlo, momento en que pudo ser evacuado, en estado crítico, al Hospital Trueta de Girona, pero finalmente murió durante el traslado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.